Elena, convencido de que seguirá como diputado del PSC

Ros y Martínez-Sampere también rechazan la expulsión de los diputados críticos socialistas

Joan Ignasi Elena, durante la reunion de la corriente crítica del PSC AVANCEM, esta mañana

Joan Ignasi Elena, durante la reunion de la corriente crítica del PSC AVANCEM, esta mañana / JOAN CORTADELLAS

2
Se lee en minutos

El diputado del PSC y uno de los fundadores de la corriente crítica AvancemJoan Ignasi Elena, se ha mostrado convencido este sábado de que seguirá como diputado socialista, y ha reafirmado su compromiso con el partido, después de haber votado 'sí' este jueves en el Parlament para pedir al Congreso que transfiera la competencia para celebrar una consulta.

En declaraciones a los medios tras la reunión de Avancem en Barcelona para analizar las discrepancias en el partido, Elena ha afirmado que el debate político va "más allá de unas actas", y ha apelado al diálogo, al debate y a la pluralidad en el PSC. Preguntado por los medios, ha señalado que no prevé reunirse con el primer secretario del PSC, Pere Navarro, antes de las 12.00 de la noche de este domingo, cuando vence el plazo para entregar las actas, y ha considerado que se deben encontrar soluciones porque el partido "no se puede romper".

Ros, en contra de la expulsión

El alcalde de LleidaÀngel Ros, rechaza cualquier expulsión de los diputados críticos del PSC "tanto del grupo parlamentario como del partido". Según Ros "una buena opción sería aplicar el mismo criterio de sanción" que se utilizó cuando rompieron de la disciplina de voto a la moción sobre la soberanía de Catalunya. El alcalde de Lleida insiste en "recuperar la pluralidad" y buscar fórmulas de integración de los sectores críticos. Ros, a quien Navarro ha puesto de ejemplo, ha defendido que su decisión de abandonar el escaño fue para no afectar negativamente su ciudad.

"En el PSC no sobra nadie"

Por otro lado, la diputada Rocío Martínez-Samperha asegurado que sus dirigentes deben "estar a la altura" y evitar que el partido se pueda fracturar porque "lo peor que le puede pasar a este país es romper el PSC y que no sea un partido con oferta nacional y plural". Martínez-Sampere optó el pasado jueves por acatar la disciplina de partido y, aun no compartiendo la postura, votó 'no' en el Parlament a la propuesta para solicitar al Congreso la transferencia de competencias para referendos, al tiempo que anunciaba su dimisión de la dirección del PSC.

En declaraciones a RAC 1, Rocío Martínez-Sampere, preguntada sobre si se debería expulsar a los tres diputados que rompieron la disciplina de voto, Martínez-Sampere ha señalado: "Son tanto del PSC como yo y deberemos ver cómo gestionamos la cabida de todas las sensibilidades socialistas". "En el PSC no es que sobre alguien, es que falta muchísima gente y a esto es a lo que nos hemos de dedicar, a que el PSC sea más grande y pueda representar a mas gente", ha señalado la diputada socialista.

Noticias relacionadas

Otros cinco diputados

Sobre el artículo que publica hoy este medio donde otros cinco diputados del PSC, favorables a no expulsar a los disidentes, ha dicho que coincide con ellos en que la opción de la abstención a la petición de traspaso de la competencia de referendos "podía haber sido un punto de encuentro" y que estos puntos de encuentro "hemos de intentar encontrarlos entre todos".

Temas

PSC PSC