CAMPAÑA PARA EL 2014

La ANC se mueve para sumar independentistas y plantea actos de desobediencia pacífica

La Asamblea Nacional Catalana asegura que tiene "la responsabilidad histórica de conseguir la independencia"

Aula Magna de la Facultad de Economía de la Universitat de Barcelona, este viernes, en la presentación de la ANC.

Aula Magna de la Facultad de Economía de la Universitat de Barcelona, este viernes, en la presentación de la ANC. / ANC (FACEBOOK)

1
Se lee en minutos

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha desplegado este viernes su plan para este año, que persigue atraera los  indecisos hacia el independentismo, internacionalizar el proceso soberanista y preparar mecanismos de desobediencia pacífica ante eventuales trabas del Estado.

"Somos la generación que puede hacer posible aquello que puede parecer imposible", ha expresado Carme Forcadell, presidenta de esta entidad que organizó la cadena humana el pasado 11 de septiembre y que ha presentado, en distintos actos simultáneos en Catalunya, las actividades para el 2014 para llegar a la independencia.

"Responsabilidad histórica"

En el acto central en la Facultad de Derecho de la Universidad de Barcelona, Forcadell ha subrayado que el 2014 es un año "decisivo" porque está prevista la consulta --en noviembre-- y, por lo tanto, la ANC tiene "la responsabilidad histórica de conseguir la independencia" a través de un proyecto "inclusivo": "No fracturamos la sociedad, la cohesionamos, lo que fractura es la crisis y el desgobierno", ha recalcado.

En este contexto, la ANC, a la búsqueda de más adeptos, lanza este año una campaña en todos los rincones de Catalunya para explicar que la independencia es "positiva, posible, viable y necesaria" e impulsará, al mismo tiempo, un proyecto para aglutinar las entidades sociales con el fin de que hagan sus aportaciones sobre cómo quieren que sea la eventual Catalunya independiente.

Noticias relacionadas

Internacionalizar el proceso

Asimismo, la ANC reforzará sus asambleas en el extranjero para internacionalizar el proceso catalán, recogerá firmas para reclamar la consulta y preparará mecanismos de desobediencia pacífica si el Estado impide la consulta, como sería el caso de la "soberanía fiscal" (pagar los tributos estatales a la Generalitat).