La Fiscalía de la Audiencia Nacional pide a Interior un informe sobre la filtración de la operación

El error puede haber supuesto la perdida de pruebas al haberse distribuido la información antes de que la detención se llevase a cabo

El PP minimiza el desliz y espera que el departamento de Jorge Fernández aclare lo sucedido

Ocho detenidos en la operación de la Guardia Civil contra el grupo de enlace entre ETA y sus presos / ATLAS

1
Se lee en minutos

La fiscalía de la Audiencia Nacional ha abierto este jueves diligencias informativas en relación con la remisión a los medios de comunicación de una nota del Ministerio del Interior en la que se adelantaba la operación antiterrorista realizada el miércoles contra el denominado 'frente de makos' de ETA (frente de cárceles). Según fuentes fiscales, el Ministerio Público ha pedido a Interior un informe para que explique lo sucedido.

En declaraciones a Europa Press el mismo miércoles, fuentes fiscales calificaron lo ocurrido como "grave" puesto que, al adelantarse la información sobre la entrada de la Guardia Civil en el local de Bilbao donde seis de los ocho detenidos celebraban una reunión, se ha podido dañar la investigación del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco.

La investigación fiscal tratará de aclarar lo ocurrido y estudiar si de ello pueden derivarse responsabilidades penales. El Ministerio del Interior ha anulado la nota de prensa en la que informaba media hora antes de lo previsto de una operación antiterrorista con varios detenidos en el País Vasco y Navarra. Si finalmente se trata de un error, los hechos no revestirían relevancia penal, por lo que previsiblemente se acabará archivando este asunto. 

La operación se saldó con la detención de ocho personas, entre ellas los abogados Jon Emparantza Arantza Zulueta, encuadrados en el sector más duro del entorno etarra.

La reacción del PP

Noticias relacionadas

El PP ha intentado este jueves minimizar el error del ministerio capitaneado por Jorge Fernández. Tanto el portavoz de Interior en el Congreso, Conrado Escobar, como el portavoz del grupo parlamentario, Alfonso Alonso, han puesto en valor que el operativo de la Guardia Civil "cumplió su objetivo", esto es, dar un "golpe muy duro a ETA". "Hoy hay ocho terroristas menos en la calle", ha destacado Alonso.

No obstante, el portavoz parlamentario popular se ha mostrado "confiado" en que la fiscalía averigue lo sucedido y en que el departamento del Interior "facilite" al ministerio público toda la información a fin de que el error se "aclare".