El acto oficial

Montoro la vuelve a liar

El ministro de Hacienda crea la enésima polémica al minimizar la crisis en una Agencia Tributaria «llena de socialistas»

Rubalcaba denuncia «caza de brujas» y exige explicaciones

Mariano Rajoy con el presidente del Constitucional, y Cospedal con los ministros Wert y Fernández Díaz.

Mariano Rajoy con el presidente del Constitucional, y Cospedal con los ministros Wert y Fernández Díaz. / AGUSTÍN CATALÁN

1
Se lee en minutos
G. R / P. M
MADRID

La Constitución estaba ayer de aniversario, los políticos (algunos), de celebración, y el ministro Cristóbal Montoro, de polémica. Para variar. Cabe reconocer que el titular de Hacienda y Administraciones Públicas, pese a tener dos de las carteras más serias y que provocan más enfados en comunidades y ciudadanos , tiene un humor envidiable. No pierde la sonrisa o su característica carcajada ni aunque el tema de conversación sea, ni más ni menos, que la crisis que vive en estos días la Agencia Tributaria. «Si para algo me ha servido ha sido para enterarme de que la cúpula de la unidad de grandes contribuyentes del citado organismo estaba llena de socialistas», dijo en conversación informal con periodistas. No paró ahí. Añadió que los sucesivos cambios o destituciones que se están forzando en la Agencia no son polémicas, sino pura «palabrería» fruto de erróneos análisis de la prensa. Ya se sabe que Montoro no tiene especial devoción por los que ejercen de mensajeros, así que les endosó un marrón por el que varios grupos de la oposición le piden a él explicaciones en sede parlamentaria.

«Si de verdad cree que la culpa es de los periodistas pues que venga aquí, al Congreso, y nos cuente eso», le replicó desde otro corrillo un molesto Alfredo Pérez Ru-

balcaba, que consideró intolerables los argumentos -o falta de ellos- de Montoro y amenazó con solicitar una comisión de investigación sobre lo sucedido en la Agencia Tributaria en las últimas semanas. «Hay una caza de brujas», insistió el líder del PSOE.

Noticias relacionadas

Niños, fútbol y CGPJ

Cruce de conversaciones, conversaciones cruzadas y secretos en distancias cortas. De todo hubo ayer en el Congreso. «Presidente, le presento a Rosa Díez», le dijo con sorna Toni Cantó a Mariano Rajoy, quien se quejó de que UPD le dé «hasta en el carnet de identidad». También se lamentó Rajoy de que su hijo menor le haya salido de Atlético de Madrid, para disgusto de un padre madridista. Claro que más sorprendente es que el niño de la vicepresidenta, con dos años, llame a su madre «señoría» de tanto ver plenos en la tele. Entre canapés y risas cómplices, algún desliz gubernamental: dar por hecho que Carlos Lesmes presidirá el CGPJ y el Supremo. ¿Noticia? Por cierto, habrá debate de la nación en febrero.