Junqueras: "En ningún momento pedí una huelga general"

El presidente de ERC matiza su amenaza de "parar la economía" que lanzó el miércoles en Bruselas

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ayer en Bruselas, antes de iniciar el acto de los Verdes europeos.

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ayer en Bruselas, antes de iniciar el acto de los Verdes europeos. / EL PERIÓDICO

1
Se lee en minutos
ANDREU FARRÀS / Barcelona

Oriol Junqueras ha matizado --por no decir rectificado-- este jueves su propuesta de "parar la economía española" que lanzó el día anterior en el Parlamento Europeo para presionar al Gobierno de Mariano Rajoy. "Es muy forzado interpretar que en Bruselas amagué con una huelga. En ningún momento pedí una huelga general", ha declarado en Catalunya Ràdio el presidente de Esquerra Republicana. Su mano derecha, Marta Rovira, secretaria general de ERC, ha insistido en lo mismo pocos minutos después en TV-3: Esquerra, ha dicho, estará al lado del pueblo de Catalunya movilizado para conseguir que pueda realizarse el referendo si el Gobierno español "pone palos en las ruedas" del proceso soberanista.

"Si el Gobierno español pone muchas trabas, los ciudadanos catalanes no nos rendiremos", ha proclamado Junqueras a preguntas de Mònica Terribas, quien le ha preguntado sobre su amago de convocar una huelga general en Catalunya que realizó el líder republicano durante una comparecencia ante miembros del Parlamento y la Comisión de la UE el pasado miércoles en Bruselas. Junqueras ha insistido en su propuesta de movilizar a los ciudadanos. "Constato que la mayoría social es más explícita que la mayoría política y mi voluntad es llevar al país a la independencia y garantizar que eso se traslade a la mayoría política a través de la fuerza de la movilización de la gente", añadió. "Si fuera un banquero apelaría a la fuerza del dinero; como soy independentista, apelo a la fuerza de la gente". 

Noticias relacionadas

Junqueras ha prevenido a los catalanes sobre los dos riesgos que se ciernen sobre la consulta soberanista: que en el referendo haya una pregunta que no sea clara y que no se sepa a qué se responde, y que el Gobierno español ponga "palos en las ruedas" del proceso. Frente a ambas amenazas, ha llamado a los catalanes a defender la democracia a través de "sus representantes políticos, sindicales y asociativos".