Duran: "Parar la economía perjudicaría gravemente los intereses socioeconómicos de Catalunya"

"Es una propuesta que no debe hacer nadie con cuatro dedos de frente", lanza el líder de Unió a Junqueras

Felip Puig replica que Catalunya "no puede pararse ni dos horas"

Josep Antoni Duran Lleida, en una reunión de Unió. JOAN CORTADELLAS

Josep Antoni Duran Lleida, en una reunión de Unió. JOAN CORTADELLAS

1
Se lee en minutos
A. F. C. / Barcelona

Josep Antoni Duran Lleida ha afirmado este jueves que la insinuación que realizó el día anterior Oriol Junqueras de la posibilidad de "parar la economía catalana" si continúan las trabas del Gobierno español a la consulta soberanista "no la puede hacer nadie con cuatro dedos de frente". Duran, que ha sido entrevistado esta mañana en Catalunya Ràdio inmediatamente después del líder de ERC, ha asegurado que la paralización de la economía catalana "afectaría gravemente a los intereses económicos y sociales de los catalanes" y ha considerado que el peor lugar para lanzar un mensaje como este es Bruselas, porque "va contra el propio objetivo de la independencia".

La capital comunitaria es donde Junqueras habló de la disposición de ERC a "parar la economía" si proseguía el boicot del PP, unas palabras que fueron interpretadas mayoritariamente como una velada amenaza de convocatoria de huelga general en Catalunya, que, como recordó el líder republicano, "representa el 25% de los ingresos fiscales del Estado".

Noticias relacionadas

El amago de Junqueras ya fue replicado el mismo miércoles por el 'conseller' de Empresa, Felip Puig: "Es imposible parar la economía catalana ni dos horas", sentenció en Onda Cero.

Sobre el encuentro que mantuvo el miércoles anterior en Madrid con Alfredo Pérez Rubalcaba, Duran destacó que coincidieron en que el enconado debate sobre el encaje de Catalunya en España "no es un problema catalán sino un problema de España" y que no solo debe implicarse el Gobierno español en su resolución sino todo el Estado español" y, en consecuencia, el PP y el PSOE, las dos grandes fuerzas parlamentarias españolas.