14 jul 2020

Ir a contenido

ENFRENTAMIENTO EN LA COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN DE LAS CAJAS

PP, Unió e IU censuran el trato de Fernàndez a Rato en el Parlament

Hernando considera "patético y deplorable" el modo en que algunos "energúmenos" se dirigieron al expresidente de Bankia

Duran le acusa de obviar la presunción de inocencia y Lara dice que el gesto de la sandalia "no forma parte de la cultura española"

La imagen en el Parlament del diputado de la CUP David Fernàndez blandiendo una sandalia y llamando gánster al exministro Rodrigo Rato traerá cola. PP y Unió y, con menos contundencia, IU, han coincidido en censurar el trato recibido por el expresidente de Bankia durante la comisión de investigación de las cajas. El portavoz adjunto de los populares en el Congreso, Rafael Hernando, tacha de "patético y deplorable" el modo en que algunos "energúmenos" se dirigieron a Rato. Por su parte, el líder democristiano, Josep Antoni Duran Lleida, acusa a Fernàndez de romper, con sus "insultos", la presunción de inocencia del exministro de José María Aznar.  

En una entrevista en RNE, Hernando ha recalcado que a un Parlamento democrático "no se va a poner las tripas encima de la mesa" y que Rato acudió a la Cámara de manera voluntaria. Lo lógico, ha añadido, sería esperar que los parlamentarios actuasen como tales y no "como energúmenos". Cuando uno invita a alguien a su casa, ha dicho, "lo que no se debe hacer por cortesia es zarandearle y llamarle gánster". "Esto de la sandalia es patético en un parlamentario", ha remachado.

Lo mismo opina Duran, quien cree que a Fernàndez le fallaron las formas. "Ayer [lunes], con esos insultos, se rompe la presunción de inocencia de Rato, que a lo mejor será culpable, pero tendrá que ser la justicia y no David Fernàndez quien lo diga", ha dicho en una entrevista en el programa 'Espejo público' de Antena 3. No obstante, el líder de Unió ha admitido que hay "muchas razones" que alimentan un sentimiento en parte de la población contra la gestión de ciertas cajas y de productos como las preferentes, ante el que se tiene que exigir responsabilidades.

La presidenta del PPC, Alícia Sánchez Camacho, también ha lamentado las actuaciones de Fernàndez y las ha cualificado como propias de un "circo mediático". La líder popular ha afirmado que "como parlamentaria catalana y española" en toda su vida en el Parlament "jamás había visto una actuación tan lamentable como ésa", que, desde luego, va en "perjuicio del prestigio de la clase política y los representantes catalanes". Según ella, "Rodrigo Rato no se merecía una intervención y un tratamiento" así, al igual que "ningún compareciente" de los que están pasando por la comisión de investigación sobre las cajas.

En el banco de los acusados

En cuanto a IU, su coordinador general, Cayo Lara, ha recordado al diputado de la CUP que el gesto de la sandalia --"un símbolo de humillación y desprecio al poder del poder" en los países árabes, señaló Fernàndez en el Parlament--, "no forma parte de la cultura española". Según Lara, lo que hay que hacer es "ver si algún día" Rato "se puede sentar en el banco de los acusados para que responda de su gestión en lugar, probablemente, de mostrarle un zapato".

El diputado de la Izquierda Plural Gaspar Llamazares, mientras, subrayó que a los políticos les va en el sueldo "oír de todo". "Molestarse por ese tipo de terminología (en referencia al calificativo de "gánster"), que no es políticamente correcta, en mi opinión es tener la piel muy fina. En estos momentos los ciudadanos dicen de todo y, por lo tanto, los políticos debemos acostumbrarnos a oír de todo. Me parece que es lo habitual, es parte de nuestra obligación y entra dentro de nuestro sueldo", ha dicho en declaraciones a los periodistas.

También el presidente del Congreso de los Diputados se ha pronunciado sobre el episodio del Parlament que acaparó la atención en la comisión de investigación. Para Jesús Posada, la intervención de Fernàndez fue claramente "amenazadora" y "verdaderamente inadmisible".

En la misma línea, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha deplorado las "amenazas" que, según ha denunciado, tuvo que aguantar el expresidente de Bankia Rodrígo Rato durante su comparecencia en el Parlament, se ha quejado de que con su comportamiento algunos sobrepasaron "los límites de la libertad política y la democracia" y ha subrayado que se vivió un espectáculo "lamentable", "totalmente inapropiado" y "degradante" para la vida parlamentaria.

ERC aplaude a la CUP

Esquerra Republicana (ERC) ha aplaudido este martes los insultos lanzados por el diputado de CUP, David Fernández, contra Rodrigo Rato y ha subrayado que "lo reprobable" de este episodio es que existan personas "tan cínicas" como el expresidente de Bankia, que "visualizan y representan lo que significa el castigo que padecen las clases populares". En los pasillos del Congreso, Joan Tardà, diputado republicano en el Congreso, ha asegurado que le parece "muy bien" que alguien le haya dicho a Rato que actuó como un "mafioso" y ha asegurado que cree que "forma parte de lo necesario".

"Hay que denunciar algunas actitudes y aún cuando pueda parecer, desde el punto de vista estético, que se trata de un comportamiento un tanto radical, bajo las fórmulas educadas de Rato y otros cómo él se esconde la voluntad de joder y haber jodido la vida a muchísimas personas", ha asegurado Tardà.

Élite carroñera"

No solo el diputado de la CUP arremetió contra Rato por la estafa de las preferentes. El parlamentario de ICV Josep Vendrell tildó a Rato de "élite carroñera" y Pere Aragonès, de ERC, le preguntó si "es consciente de que sus huellas dactilares están en la trama del crimen de la crisis y que debería estar en la cárcel".