Rajoy advierte a Mas de que la consulta queda fuera del "diálogo"

El presidente del Gobierno insiste en que la unidad de España es "irreformable en la Constitución"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención el sábado en la clausura de la XX reunión interparlamentaria del PP.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención el sábado en la clausura de la XX reunión interparlamentaria del PP. / Rafa Alcaide (EFE)

Se lee en minutos

PATRICIA MARTIN / JULIA CAMACHO / Córdoba / Sevilla

El presidente del Gobierno Mariano Rajoy ha lanzado este sábado un mensaje al presidente de la Generalitat de Catalunya al asegurar que la consulta sobre la soberanía queda fuera de cualquier diálogo. "No veo ahora mismo nada que conduzca a una reforma de la Constitución", ha dicho, para insistir a continuación que los puntos referidos a la unidad de España son "irreformables". "Ahí no tengo nada que reformar o dialogar", ha abundado.

Rajoy se ha pronunciado así en la clausura de la XX reunión interparlamentaria del PP, que se ha celebrado en Córdoba. El líder del Gobierno se ha referido a la consulta independentista expresando su convicción de que "todos debemos seguir viviendo juntos porque siempre ha sido así, toda la vida". "No queremos poner aduanas a los sentimientos que nos unen desde hace siglos ni levantar fronteras entre vínculos que no se pueden romper ni afectos que no se pueden separar", ha aseverado.

La cuestión de Catalunya ha centrado el final de su intervención, en el que ha hecho una cerrada defensa de la Constitución, "la norma de juego que nos hemos dado y que votó la mayoría de la gente que pudo votar en 1978". "Un texto que ha permitido", dijo, "la mayor situación de autogobierno que disfrutado jamás el país, con la que además España, y no 17 comunidades, entró en la UE y con la que se ha vivido la mayor etapa de progreso".

En este punto, Rajoy ha vuelto a insistir en que afirma "la soberanía nacional y que son los españoles los que deciden sobre los asuntos que afectan a todos", y aunque ha dejado claro que es un texto que se puede reformar -"ya lo hicimos en dos ocasiones", recordó-, ahora no se dan las circunstancias para ello.

Apoyo a las víctimas

En la primera parte de su discurso, el presidente del Gobierno ha querido mandar un mensaje de apoyo a las víctimas del terrorismo, a los que ha transmitido el afecto y solidaridad del PP y a los que ha asegurado su convicción más profunda de que "esta batalla la ganarán la justicia y las personas de bien". Posteriormente, ha hecho un rápido repaso de la situación del país casi en el ecuador de la legislatura, recordando que hace un año solo se hablaba de la subida de la prima de riesgo y de un posible rescate. "Las presiones para pedirlo no fueron pocas", ha reconocido.

Efectos económicos reales

No obstante, ha destacado que tras adoptar decisiones importantes y tal vez poco comprendidas, que incluso no estaban en su programa electoral pero que eran necesarias por la gravedad de la situación, el escenario ya no es el mismo. Rajoy ha incidido en la mejora de los indicadores macroeconómicos, que son "el prólogo" de las mejoras que en breve se podrán comprobar en la calle. "Sin ellas, es imposible que se vea nada nunca", ha explicado, destacando algunos efectos "reales" como el ahorro de más de 6.000 millones en intereses que supone la bajada de la prima de riesgo.

Noticias relacionadas

También se ha referido al desempleo, destacando que los datos de octubre son mejores que los del pasado año, "algo que no ocurría desde hace seis años". Y aunque ha asegurado que sería "insensato" estar satisfecho con esas cifras, éstas permiten decir "que vamos por el buen camino".

"No hay que distraerse de ninguna manera, hemos hecho la parte más difícil del recorrido y ahora hay que seguir porque la meta aún está lejos", ha animado. Así, ha asegurado que a final de la legislatura "podremos decir que las cosas están mejor que cuando las cogimos en 2011".