La etarra Inés del Río sale de la prisión

La terrorista abandona la cárcel de Teixeiro después de que el Tribunal de Estrasburgo anulara la aplicación de la 'doctrina Parot'

Inés del Río queda libre

Se lee en minutos

La etarra Inés del Río ha abandonado este martes, a las 16.25 horas, la prisión de Teixeiro (A Coruña) después de que este lunes el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) fallara a favor de su recursoTribunal Europeo de Derechos Humanos  y ordenara al Estado español su inmediata puesta en libertad. Del Río ha sido recibida por una quincena de personas entre familiares y amigos a las puertas de la cárcel.

El Tribunal de Estrasburgo, con su sentencia, considera que la aplicación de la 'doctrina Parot' vulnera el principio de 'irretroactividad', así como el artículo 7 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, que señala que no hay castigo sin ley. La Audiencia Nacional, en un pleno extraordinario celebrado este mismo martes por la mañana, ha ordenado su liberación en cumplimiento del fallo del TEDH.

Vestida de negro, Del Río, de 55 años y natural de Tafalla (Navarra), ha repartido abrazos y besos entre la comitiva que la aguardaba. Una enorme 'ikurriña' la ha resguardado del aluvión de flashes de fotógrafos y cámaras de televisión. Sin hacer declaraciones, la etarra y sus acompañantes han abandonado la zona en cuatro turismos, en el último de los cuales viajaba Del Río.

"Ni olvido ni perdono"

A la salida de la hasta ahora reclusa, se ha escuchado un contundente "ni olvido ni perdono", proferido por dos personas que, a título particular, sin representar a ninguna organización, se han acercado a la prisión de Teixeiro. Estos dos hombres han explicado a los periodistas que lo que pretenden es denunciar que el Gobierno español "ha claudicado".

Del Río, auxiliar administrativa de profesión, se encuentra en prisión desde julio de 1987, cuando fue detenida tras la desarticulación del comando Madrid. Fue condenada a más de 3.800 años de cárcel por haber cometido 24 asesinatos. El atentado más cruel en el que participó fue el perpetrado el 14 de julio de 1986 en la plaza de la República Dominicana de Madrid, en el que fallecieron 12 guardias civiles y otros 43 resultaron heridos por la explosión de una furgoneta cargada de explosivos y metralla.

Precisamente, este martes por la mañana, mientras la Audiencia Nacional decidía la excarcelación de la etarra, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha homenajeado con una ofrenda floral a los asesinados en ese atentado, perpetrado el 14 de julio de 1986.

Te puede interesar

STORIFY

Consulta nuestra cronología de la 'doctrina Parot' en nuestro Storify.