Ir a contenido

Desnudos de guerrilla

El grupo Femen abrirá en breve un centro en Madrid para brindar instrucción y formación a las activistas feministas

NÚRIA MARRÓN / JUAN FERNÁNDEZ / Barcelona / Madrid

Lara Alcázar, rostro de la organización Femen en España, se pintó en casa las letras "el aborto es sagrado" sobre el pecho, se puso una camiseta gris y se calzó las bambas. Había quedado antes de las nueve de la mañana con Pauline Hillier e Inna Shevchenko, dos de las líderes de la organización feminista. Solo para poner en antecedentes: Hillier había sido detenida en Túnez por protestar en toples por el arresto de la activista Amina Tyler. Y Shevchenko, después de derribar en Kiev un crucifijo de cinco metros de altura con una motosierra en solidaridad con las Pussy Riot, se había escapado de su casa por el balcón con apenas "el móvil y el bolso" mientras permanecía bajo arresto domiciliario. De Kiev huyó a Varsovia. Y luego a París, donde vive como refugiada. En Ucrania, además de 300 compañeras, le espera una condena de hasta siete años de cárcel.

Camino de la carrera de San Jerónimo, los antecedentes de Lara se limitaban a un tetazo, en argot feminista, ante las embajadas de Túnez y Ucrania. Oficialmente, la organización que dice contar con 7.500 integrantes llegó a España el 4 de mayo, cuando esta universitaria se hizo una foto con las palabras 'Spain needs Femen' pintadas en el vientre y abrió una página en Facebook. Pero lo del Congreso debía ser su "big opening", ya que la reforma de la ley del aborto del ministro Gallardón ha hecho girar hacia Madrid el periscopio de este grupo con apenas cinco años de recorrido y tentáculos en Francia, Alemania, Bélgica, Suecia, Italia, Brasil y Canadá.

>> Lea la información completa sobre Femen en e-Periódico.

0 Comentarios
cargando