21 oct 2020

Ir a contenido

Rodríguez Ibarra equipara el independentismo catalán al nazismo y el fascismo

El expresidente extremeño afirma que Mas está liderando "un ataque a la democracia desde dentro de la democracia" como Hitler y Mussolini

Juan Carlos Rodríguez Ibarra, expresidente de la Junta de Extremadura y exdirigente del PSOE, ha dado una nueva vuelta de tuerca en la espiral de los despropósitos a cuenta del éxito de la Via Catalana del último Onze de Setembre. El exbarón socialista ha comparado el movimiento soberanista catalán con el nazismo de  Adolf Hitler y el fascismo de Benito Mussolini en un artículo de opinión publicado en el diario digital 'El Confidencial'. En su texto, el expresidente extremeño considera que el plan independentista que pretende llevar a cabo el Govern de Artur Mas es "un ataque al sistema democrático desde dentro del sistema democrático", tal y como llevaron a cabo aquellos dictadores europeos.

"Estamos ante un grave problema. En España asistimos a una situación insólita que nunca habíamos tenido en la historia. Hablo de un ataque al sistema democrático desde dentro del sistema democrático", reza en el artículo donde, a continuación, el exdirigente socialista pasa a explicar cómo Hitler y Mussolini llegaron al poder por métodos democráticos para, una vez instalados en el poder, reventar la democracia y eliminar todas las libertades.

"En Alemania Hitler se cargó el Estado democrático y el derecho alemán desde dentro del sistema. No entró en el Parlamento con metralletas y el ejército y se cargó la libertad, al estilo de los golpes de Estado o pronunciamientos militares ocurridos a lo largo de nuestra desgraciada y corta historia democrática. Es la democracia la que le dio a Hitler plenos poderes para convertir un Estado libre y democrático en un Estado nazi. Fue el parlamento el que le apoyó, fue el pueblo el que aplaudió".

Y algo parecido pasó en Italia con Mussolini, según Ibarra, donde el dictador marchó sobre Roma, "el Rey se asusta, plenos poderes a Mussolini y, como primer ministro, se carga la democracia desde dentro de la democracia".

Según Ibarra, "la historia de Europa está llena en ese tiempo de casos en los que la democracia desaparece, atacada desde dentro de la democracia", y a su entender, eso mismo es lo que pretende el gobierno de Artur Mas con su apuesta soberanista dentro de los márgenes democráticos porque "ahora, los españoles nos encontramos con un ataque al Estado desde dentro del Estado y no tenemos respuesta". Ante este ataque, el dirigente urge a "intentar articular un discurso y una respuesta que pueda dar seguridad y tranquilidad a todos los ciudadanos".

"Cada vez que digo algo de Catalunya --recuerda Ibarra-- me insultan llamándome 'bellotari', nacionalista español, facha y no sé cuántas cosas más. Yo no soy ni nacionalista español ni centralista, por razones que se comprenden fácilmente a poco que se estudie la historia de España desde el siglo XIX hasta nuestros días. Un extremeño no le debe nada al nacionalismo español, entre otras cosas, porque su territorio y sus gentes han sido víctimas del proteccionismo de ese nacionalismo del que se beneficiaron, entre otros, la industria textil catalana, el cereal castellano y la siderurgia vasca".