El embajador de EEUU en Londres afirma que si Catalunya se independiza "habrá que trabajar juntos"

En una entrevista con la BBC el pasado febrero, Louis Susman comparó el caso catalán con el de Escocia y aseguró que su país será "neutral"

Louis Susman (derecha) recibe al secretario de Estado de EEUU, John Kerry, el pasado febrero en Londres.

Louis Susman (derecha) recibe al secretario de Estado de EEUU, John Kerry, el pasado febrero en Londres. / Jacquelyn Martin (AP)

Se lee en minutos

Antes de que Letonia y Lituania, cuyos embajadores en España han sido citados por el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, expresaran su apoyo al proceso soberanista catalán, el pasado 21 de febrero, el entonces embajador de EEUU en LondresLouis Susman --fue relevado en el cargo por Matthew W. Barzun en abril del 2013--, ya admitió la posibilidad de que Catalunya se independizara.

En una entrevista con la BBC y analizando el caso de Escocia, Susman apuntó que en el caso de que Escocia decidiera independizarse del Reino Unido, "lo mismo que si Catalunya decide salir de España", Estados Unidos "tendrá que buscar vías para trabajar juntos". Susman hizo esta comparación por iniciativa propia, sin que en ningún momento el entrevistador aludiera al caso catalán.

"No sabemos lo que va a pasar. Esperaremos y veremos. Nuestra relación con el Reino Unido es inquebrantable (...) pero si Escocia decide salir del Reino Unido, encontraremos maneras de trabajar juntos, de la misma manera que si Catalunya decide salir de España, tendremos que buscar vías", subrayaba analizando el próximo referendo escocés.

En la entrevista, Susman asegura que Estados Unidos se mantendrá "neutral" ante el referendo de Escocia. "Corresponde a los escoceses decidir su futuro. Nosotros lo observaremos de cerca pero no tomaremos partido. Somos neutrales. Esperaremos a ver qué pasa", apuntaba el embajador.

Noticias relacionadas

"Asunto interno de España"

El embajador se pronunció así días después de que la Casa Blanca declinara apoyar el referendo catalán. La Administración estadounidense se pronunció así a una petición ciudadana para que diera su apoyo a la consulta. En su respuesta, la Casa Blanca consideró que este es "un asunto interno" de España aunque reconocía la "singular cultura y tradiciones de la región catalana". Y añadía que Estados Unidos confía "en que el Gobierno y el pueblo de España resolverán el asunto de conformidad con sus leyes y Constitución".