La Via Catalana pone la directa

La movilización independentista exige a Mas la celebración de la consulta en el 2014

La cadena, que ha concentrado a 1.600.000 personas, ha recorrido 400 kilómetros desde El Pertús a Alcanar

La Via Catalana, 400 kilómetros para unir El Pertús con Vinaròs / ATLAS

3
Se lee en minutos

Una multitudinaria cadena humana que unió este miércoles de norte a sur Catalunya reivindicando la independencia marcó una Diada en la que el presidente catalán, Artur Mas, apostó por "asombrar el mundo" y "exprimir el diálogo" con el Gobierno para convocar una consulta pactada.

La Diada contó por primera vez con la ausencia del PPC del acto institucional mientras que, desde el Gobierno, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría afirmó, en referencia a Mas, que "lo peor que puede hacer un político es obligar a la gente para la que gobierna a dividirse y a separarse", informa Efe.

1,6 MILLONES DE PERSONAS

Según la Generalitat, la participación en la cadena ha sido de 1,6 millones de personas, mientras que la Asamblea Nacional de Catalunya (ANC), organizadora de esta iniciativa, ha hablado de "cientos de miles".

En un contexto en el que el Gobierno catalán reivindica poder convocar un referendo de autodeterminación en el 2014, Catalunya ha celebrado su Diada Nacional en una jornada en la que por la mañana la lluvia deslució las ofrendas florales y retrasó el acto institucional, que ha reunió a unas 6.000 personas.

Artur Mas, que no participó en la cadena humana pero recibió a sus representantes, confió en que los actos de esta Diada sirvan para "asombrar al mundo entero" y prometió exprimir "hasta el final" el diálogo con el Gobierno para una consulta legal y pactada.

También subrayó que si el Estado no escucha este mensaje de "diálogo, constructivo y en el marco de la legalidad" desde Catalunya ni tampoco ofrece una vía para canalizar la reivindicación catalana, es que tiene "un problema de relación grave" con Catalunya.

UNA CADENA DE 400 KILÓMETROS

Con el repique de campanas de la Seu Vella de Lleida, la cadena por la independencia se completó a las 17:14 horas (en referencia a 1714, año de la caída de Barcelona en la Guerra de Sucesión) para unir El Pertús (sur de Francia) y Alcanar (Montsià).

Las personas que formaban la cadena unieron sus manos bajo el eslogan de 'Vía Catalana hacia la Independencia', inspirada en la cadena humana que en 1989 formaron ciudadanos de Estonia, Letonia y Lituania para pedir la independencia de la entonces Unión Soviética.

Al finalizar la cadena la presidenta de la Assemblea Nacional de Catalunya (ANC) calificó la iniciativa de "éxito sin precedentes", y  exigió a Mas que convoque en el 2014 una consulta para no demorar más la independencia.

La cadena humana, que combinó el tono reivindicativo con expresiones festivas y culturales catalanas, recorrió o rodeó puntos emblemáticos como las gradas del Camp Nou, la Sagrada Família, la plaza de Sant Jaume, el Parlament o el arco romano de Berà (Baix Penedés).

POLÍTICOS AUSENTES

Entre las ausencias en la cadena destacaron las del líder del PSC, Pere Navarro, el de UDC, Josep Antoni Duran Lleida, y del coordinador de ICV, Joan Herrera -que acudió a otra cadena de reivindicación social-, además de las ya previstas de la presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, y del de Ciutadans, Albert Rivera.

Tampoco participó el expresidente José Montilla, peor sí que secundaron la cadena los expresidentes Jordi Pujol (CDC) y Pasqual Maragall (PSC).

El 'conseller' de Presidència y portavoz del Govern, Francesc Homs, afirmó tras este acto reivindicativo que el Gobierno no puede seguir "de brazos cruzados" ante la movilización de la cadena humana, que calificó de "éxito" por la "masiva" participación.

El líder de ERC, Oriol Junqueras -principal aliado del gobierno de CiU aunque en la oposición- vivió la Diada en su condición de alcalde de Sant Vicenç dels Horts (Baix Llobregat) y aseguró que todos los que están a favor de consultar a la ciudadanía sobre el futuro de Catalunya "estamos en el mismo bando, que es el que acabará ganando".

HOMENAJE A SALVADOR ESPRIU

Durante la mañana unas seis mil personas, según la Generalitat, participaron en el acto institucional de la Diada, en el que se rindió homenaje a la lengua catalana y al poeta Salvador Espriu.

El acto contó con la presencia del Govern, partidos y la delegada del Gobierno, Llanos de Luna, si bien no asistieron la presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho ni, como es habitual, el líder de Ciutadans, Albert Rivera, así como tampoco la CUP.

El PPC celebró su propio acto en la Plaça del Rei de Barcelona con el deseo de seguir dentro de España "mil años más", tras haber decidido no asistir al acto institucional en señal de protesta ante el camino "independentista" tomado por CiU.

El presidente de Ciutadans, Albert Rivera, denunció que la Diada esté "secuestrada" por el "separatismo" durante un acto propio con el lanzamiento masivo de globos.

Noticias relacionadas

LA NOTA NEGRA DE LA JORNADA

En el capítulo de incidencias, un grupo de radicales irrumpió al grito de "Catalunya es España" en el centro cultural Blanquerna, que acogía el acto de celebración de la Diada en Madrid.