Ir a contenido

La Via Catalana provocará alteraciones en el tráfico de 15 carreteras

La cadena afectará a algunas importantes arterias, como la AP-7, la A-2, la N-340 o la N-2, entre las 13.00 y, al menos, las 18.00 horas

ANTONIO BAQUERO / Barcelona

El 'conseller' de InteriorRamon Espadaler, ha subrayado que el principal "reto" que para Interior supone la Via Catalana, organizada el 11 de septiembre por la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y que pretende recorrer Catalunya de norte a sur en un trayecto de más de 480 kilómetros por más de 80 municipios, será la movilidad: entre las 13.00 y, al menos, las 18.00 horas la cadena provocará alteraciones en el tráfico de una quincena de carreteras, entre ellas algunas importantes arterias como la AP-7, la A-2, la N-340 o la N-2.

Acompañado por la plana mayor del Departamento de Interior, Espadaler ha detallado el dispositivo de los Mossos d’Esquadra de cara a la Via Catalana. "Es un hecho novedoso, en el que no tenemos experiencia previa. Por eso este dispositivo es un reto", ha comentado el 'conseller'. El titular de Interior ha señalado que 2.465 'mossos d’esquadra' participarán en el dispositivo vinculado a la cadena humana. De ellos, 353 son agentes de tráfico. Eso supone que un tercio de los 6.823 mossos que ese día estarán de servicio en toda Catalunya realizarán actividades vinculadas a ese acto.

Espadaler no ha querido facilitar el coste del dispositivo argumentando que "no es fácil de determinar". Eso sí, ha avanzado que es un servicio planificado y que no habrán de pagarse horas extras. El 'conseller' ha insistido en que "más que un dispositivo de seguridad es un dispositivo de movilidad" tanto de quienes participan en la vía como de quienes simplemente disfrutan de un festivo.

Ante las voces que piden que los organizadores de la cadena humana asuman el pago de los recursos públicos que movilice, ha insistido en que "en ningún caso" el Departament de Interior se planteará implantar una tasa a "lo que es un derecho fundamental como el de manifestarse".

Cortes desde las 13.00 horas

El corte de más de 480 kilómetros de la N-2 y de la N-340 es, según explicó, especialmente complicado "pues ni en el resto de España ni en Francia es un día festivo, con lo que seguro que hay tráfico de camiones que hay que desviar".

El conseller ha explicado el proceso en que se irán realizando los cortes de tráfico, que comenzarán a aplicarse a la una del mediodía y a retirarse a partir de las seis de la tarde. Así, a partir de las 13.30 horas se vetará la circulación de vehículos de más de 3.500 kilos por las vías donde circule la cadena humana.

A partir de las 14.30 horas comenzarán los cortes de tráfico en las vías interurbanas -con el cierre de los accesos de la AP-7 hacia la N-2 en La Jonquera (Girona) en sentido a Francia- y las restricciones irán avanzando hacia el sur de forma paulatina. A las 15.30 horas se empezarán a cerrar las vías urbanas y, sobre las 16.30, está previsto cerrar la salida de la AP-7 en dirección a Amposta.

"El objetivo es que a las 16.45 todo el recorrido de esa manifestación esté cerrado al tráfico", ha avanzado Espadaler, que ha querido desmentir la información según la cual se levantarán los peajes de las autopistas mientras dure el corte. Es decir, los coches que vayan por esas vías tendrán que pagar. "Solo se levantará el peaje cuando así se recomiende desde el Servei Català de Trànsit", ha avisado Espadaler. Las restricciones de tráfico, que el propio Espadaler ha tildado de "severas", se prolongarán al menos hasta las 18.00 horas.

Cadena humana alrededor de la Sagrada Família

Por otra parte, el 'conseller' ha insistido en que su departamento no ha autorizado la cadena humana que el Movimiento Cívico 12 de Octubre convocó alrededor de la Sagrada Família a la misma hora que la Via Catalana pretende rodear el templo de Gaudí alegando que tanto los informes de la Guardia Urbana como los de Mossos desaconsejaban el solapamiento de ambas movilizaciones.

Espadaler ha explicado que se ofrecieron dos alternativas a los convocantes de la movilización, en un espacio y un horario diferentes, pero que finalmente estos han desistido de organizar su cadena humana.