El Gobierno valenciano se opondrá a que la cadena humana por la independencia llegue a Vinaròs

El vicepresidente José Císcar asegura que "se tomarán las medidas que sean necesarias" para impedirlo

El vicepresidente del Gobierno valenciano José Ciscar, durante una rueda de prensa el pasado mayo.

El vicepresidente del Gobierno valenciano José Ciscar, durante una rueda de prensa el pasado mayo. / MIGUEL LORENZO (ARCHIVO)

1
Se lee en minutos

El Gobierno valenciano está "totalmente en contra" de que la cadena humana por la independencia que tendrá lugar con motivo de la Diada de Catalunya llegue a la localidad castellonense de Vinaròs, según ha asegurado este viernes el vicepresidente del Consell, José Císcar.

"El territorio valenciano está muy bien definido en el Estatuto de Autonomía de la Comunitat Valenciana, y el Gobierno valenciano no tolera ningún tipo de injerencias en ese sentido", ha señalado.

Císcar se ha pronunciado en este sentido en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, al ser preguntado sobre la Via Catalana per la Independència --que el próximo 11 de septiembre tiene previsto unir varias poblaciones de Catalunya y enlazar con la Comunitat Valenciana desde las Terres de l'Ebre a través de Vinaròs (Castellón)--.

'No' a los actos de afirmación nacional ni autonómica

El Consell entiende, según el vicepresidente valenciano, que dentro del territorio de la Comunitat Valenciana "no pueden celebrarse actos que tengan que ver con la expresión del día de afirmación nacional o autonómica de cualquier otra comunidad autónoma, ni de Catalunya" ni de ninguna otra.

Noticias relacionadas

El Gobierno valenciano no tiene "ninguna constancia oficial" de que esta cadena vaya a producirse, y por lo tanto no pueden anticipar ninguna medida, pero si se produce o hay alguna cuestión que les permita pensar que va a celebrarse "se tomarán las medidas que sean necesarias".

Ciscar ha indicado que la respuesta a una petición de autorización o de convocatoria legal correspondería a la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana. "En cualquier caso, se estudiaría la legalidad de la actuación, y si se tiene que tomar alguna medida, no tengan la más mínima duda de que se tomará", ha concluido el portavoz del Ejecutivo valenciano.