25 oct 2020

Ir a contenido

EL ÓRDAGO POR EL ESTADO PROPIO

Mas enviará a Rajoy "en los próximos días" el informe sobre la consulta traducido al castellano

El presidente de la Generalitat afirma que pedirá cambiar el 'statu quo' de forma legal

El PSC tacha de "auténtico disparate" que el informe del consejo asesor contemple la Declaración Unilateral de Independencia

ANTONI FUENTES / AGENCIAS /Barcelona

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha anunciado hoy que "en los próximos días" enviará al presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, el informe traducido al castellano del Consell Assessor per a la Transició Nacional (CATN). Mas ha afirmado que en la carta que adjuntará formalizará la "petición de cambio de statuto quo" de Catalunya.

El president ha afirmado, ante una representación del empresariado catalán reunido en un acto en la Cámara de Comercio de Barcelona, que el informe demuestra que hay "mecanismos legales" para llevar a cabo la consulta sobre la independencia de Catalunya.

Mas ha agradecido doblemente a los empresarios que participen en el proceso soberanista a pesar de que "no es lo más fácil".

Por su parte, el PSC ha rechazado de plano el informe del CATN y ha tachado de "auténtico disparate" que el documento avale la posibilidad de plantear una Declaración Unilateral de Independencia, en el caso de que fracasen las negociaciones con el Gobierno central. Asimismo, los socialistas han afeado a Mas que "vaya a velocidad de tortuga" al negociar con Rajoy la celebración de la convocatoria.

"Dado que Catalunya, en pleno siglo XXI y en el seno de la UE, no está en una situación colonial, oprimida por un régimen totalitario ni sometida a una invasión militar, plantear una declaración unilateral de independencia es un disparate", ha subrayado el portavoz del PSC en el Parlament, Maurici Lucena. "El modelo no es Kosovo", ha remachado.

Los socialistas han reiterado que la reforma de la Constitución es "la única solución posible" para poder celebrar la consulta, que debe ser "pactada y legal". En este sentido, Lucena ha puesto como ejemplo los procesos para llegar a la convocatoria que han tenido lugar entre Canadá y el Québec o el Reino Unido y Escocia, en contraposición al modelo Kosovar.  

Uno de los partidos favorables a la consulta, ICV-EUiA, también se ha referido a las conclusiones que plantea el documento del Consejo para la Transición Nacional. Los ecosocialistas han alertado que las "especulaciones" sobre la celebración de elecciones plebiscitarias o una Declaración Unilateral de Independencia sólo "benefician a los contrarios a la consulta" y se ha preguntado si esto facilita el diálogo con el Gobierno español. El coordinador nacional de ICV, Joan Herrera, ha lanzado un aviso a CiU y ERC y les ha dejado claro que su formación "no será prisionera" de los acuerdos entre nacionalistas y independentistas. Asimismo, ha vuelto a reclamar "pluralidad" en el proceso hacia la consulta. Herrera también ha criticado la misiva que Mas tiene previsto enviar a Rajoy ya que "una carta no es un marco ni estable ni razonable, debe ser un proceso plural" y ha vuelto a reclamar más protagonismo del Parlament en el camino hacia el derecho a decidir. 

El PPC, por su parte, ha cargado las tintas contra el informe del CATN y ha destacado que en el texto "ni siquiera aparece el derecho a decidir" puesto que "el único objetivo que persigue" es la independencia. Los populares catalanes han recomendado a Mas que prescinda de "su consejo de amigos", en referencia al CATN. "Mas tiene un consejo de amigos para decirle a él y a sus amigos lo que les gusta y quieren escuchar", ha lamentado el portavoz del PPC en el Parlament, Santi Rodríguez, que ha sostenido que el único propósito del órgano consultivo del Govern es "alimentar la independencia y la separación de Catalunya del resto de España".

En la misma línea se ha expresado Ciutadans, que ha acusado al consejo asesor de elaborar un texto que desprende "una deriva autoritaria" y quiere situar a Catalunya en una "situación insurreccional". El portavoz del partido, Jordi Cañas, se ha despachado contra el documento y lo ha considerado "un informe para la sedición de Cataluña" que ha sido redactado y presentado "por los palmeros del régimen". En una polémica comparación, Cañas ha recordado que las elecciones plebiscitarias que plantea el informe en caso de que no fructifiquen las negociaciones con el Gobierno central son las mismas "que ampararon a Hitler en Alemania y le facilitaron que llegara al poder".