27 sep 2020

Ir a contenido

Navarro avisa al PSOE de que puede votar diferente aun sin protocolo

El líder del PSC pide a los críticos que ayuden a hacer pedagogía del federalismo

JOSE RICO / Barcelona

Aunque ha regresado de Madrid sin el nuevo protocolo de relaciones con el PSOE, el primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha advertido este domingo al partido de Alfredo Pérez Rubalcaba de que los diputados socialistas catalanes en el Congreso pueden volver a romper la disciplina de voto en caso de abierta discrepancia. Tras elogiar el recién creado comité de enlace como un ejemplo de la relación "bilateral" entre ambas fuerzas, el líder del PSC ha insistido en que su partido seguirá "votando lo mismo en Catalunya y en España".

En su intervención ante el consejo nacional del PSC, reunido de forma extraordinaria para ratificar la reforma constitucional pactada con el PSOE en Granada, Navarro ha lanzado un aviso a los barones socialistas y otro a los críticos de su partido. "Ningún secretario general de una federación del PSOE tiene más derecho a defender su tierra que yo", ha afirmado en respuesta a las fuertes críticas que suscitó entre los líderes territoriales socialistas la idea de que el PSC pudiera gozar de libertad de voto en el Congreso, hasta el punto de que consiguieron frenar la aprobación del protocolo.

En su lugar, PSC y PSOE lograron acordar la creación de un comité permanente de coordinación política que tendrá como objetivo encauzar y resolver las posibles discrepancias en cuestiones relacionadas con el autogobierno de Catalunya. Un órgano que, para Navarro, supone el reconocimiento implícito de que ambos partidos deben relacionarse "de forma bilateral". "Los socialistas en Catalunya son el PSC, nadie más", ha zanjado.

En su alocución, el líder socialista también ha defendido a capa y espada el modelo territorial forjado en Granada, frente a las duras críticas de esta semana del ala catalanista del PSC. A estas voces les ha reclamado que "se lean el documento" para convencerse de que recoge las principales reivindicaciones del PSC, entre ellas el principio de ordinalidad en la financiación autonómica. "Lo que no debemos hacer es mirarnos el ombligo cada día, preguntarnos qué somos y qué debemos hacer", ha exigido a los críticos.

Los sectores más catalanista del PSC echan de menos un compromiso explícito del PSOE con el derecho a decidir y el reconocimiento de Catalunya como nación. Para Navarro, el documento es "un paso importantisimo" teniendo en cuenta cuáles eran las posiciones del PSOE hace apenas un año. Este contraste de pareceres sobre la Declaración de Granada se debatirá en el consejo nacional, que votará una resolución de apoyo al texto, presentada por dirigentes afines a Navarro, como Francesc Vallès, Núria Marin, Núria Parlon, Josep Mayoral, Ferran Pedret y Xavier Sabaté.