Pi-Sunyer: "El encaje de Catalunya en la Constitución es imposible"

El presidente del Consell Assessor per a la Transició Nacional avisa de que la vía unilateral hacia la independencia es "limitada"

Se lee en minutos
JOSE RICO / Barcelona

El presidente del Consell Assessor per a la Transició Nacional, Carles Viver i Pi-Sunyer, ha afirmado este miércoles que "el encaje de Catalunya en la Constitución es imposible", por lo que la única solución para resolver el conflicto político es mediante una consulta. Así lo ha expuesto ante la comisión de Afers Institucionals del Parlament, donde ha presentado el informe del Institut d'Estudis Autonòmics (IEA), que él preside, que plantea cinco vías legales para celebrar el referendo dentro del ordenamiento jurídico actual.

A preguntas de los grupos parlamentarios, Pi-Sunyer ha asegurado que, fruto de su experiencia como jurista y su currículo (fue magistrado del Tribunal Constitucional de 1992 al 2001) ha "llegado a la conclusión de que el encaje de Catalunya en la Constitución es imposible". No obstante, ha advertido de que las vías unilaterales para alcanzar la independencia "no son ilícitas desde el punto de vista del Derecho internacional" pero sí bastante "limitadas", por lo que ha aconsejado que se exploren preferentemente todos los mecanismos legales.

La vía de Kosovo

Pi-Sunyer ha reconocido que el proceso unilateral seguido por Kosovo supone un precedente para llegar al Estado propio, pero ha cuestionado que pudiera servir de la misma manera para Catalunya. El informe del IEA no avala explícitamente la declaración unilateral de independencia, pero sostiene que si el Estado se negase a autorizar el referendo, la Generalitat tendría entonces legitimidad para optar por vías "alternativas", como una consulta "no oficial" y las elecciones plebiscitarias.

En su comparecencia, el presidente del IEA, organismo asesor del Govern en materia de autogobierno, ha recomendado a Artur Mas que cuando plantee formalmente a Mariano Rajoy su voluntad de realizar una consulta soberanista, no lo haga "a escondidas", sino acompañado de los partidos, los agentes sociales y las entidades que apoyan el referendo. "Si queremos tener más fuerza para convencer al Estado, hace falta un gran respaldo social. La consulta no se puede negociar a escondidas en el Congreso un lunes por la tarde", ha afirmado.

Un referendo regulado y autorizado

Noticias relacionadas

A su juicio, el actual ordenamiento jurídico dota de mecanismos suficientes para encajar el referendo siempre que exista "voluntad política" por parte del Estado. Y ha advertido al Gobierno central de que si aborta todas las vías legales, "la reivindicación se canalizará por la vía de los hechos". De todas las vías que plantea, el IEA recomienda un referendo regulado y autorizado por el Estado, en virtud del artículo 92.1 de la Constitución, algo que equivaldría, según Pi-Sunyer, a imitar la vía seguida por el Reino Unido respecto a Escocia.

Los otros mecanismos propuestos por los expertos del Ejecutivo son la ley catalana de consultas vigente (aprobada por el tripartito), la nueva normativa de consultas que actualmente se tramita en el Parlament, la delegación de competencias que contempla el artículo 150.2 de la Carta Magna y la propia reforma constitucional.