20 oct 2020

Ir a contenido

El Gobierno vasco se niega a aceptar los recortes que recomienda Rajoy

El Ejecutivo autónomo anuncia un plan para reducir un 20% la estructura del sector público

AITOR UBARRETXENA / San Sebastián

El Gobierno vasco no aplicará las recomendaciones que incluye el informe para la reforma de las Administraciones Públicas aprobado ayer por el Ejecutivo central. La continuidad del Defensor del Pueblo vasco y del Tribunal Vasco de Cuentas están garantizadas. Además, presentará en breve su propio plan para redimensionar el sector público en Euskadi, que pretende reducir un 20% su estructura.

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha afirmado que no están "a la espera de lo que llegue de la Administración central", aunque ha admitido que existen algunos puntos en común entre ambas iniciativas para reducir el gasto público. También ha recordado que el actual Ejecutivo ya ha aplicado una reducción del 20% de altos cargos y personal de confianza.

En todo caso, ha advertido a Rajoy que Euskadi seguirá aplicando su competencia para organizar libremente su estructura administrativa, tal como recoge el Estatuto de Gernika, por lo que no se plantea "en absoluto" la eliminación del Defensor del Pueblo Vasco y del Tribunal de Cuentas, "órganos que cuentan con un arraigo notable en la sociedad vasca y siguen desempeñado una función eficaz".

El plan que presentara el Ejecutivo de Urkullu en sede parlamentaria contempla un redimensionamiento de la administración institucional y del sector público empresarial, con el objetivo de adelgazar un 20% sus estructuras políticas. Tras admitir que la situación actual es "compleja" y "algo caótica" , ha aclarado que los ajustes se realizarán "sin merma de la plantilla y de personal" para alcanzar "una administración más ágil, sencilla y austera".