El órdago por el Estado propio

El Govern sube un 25% el impuesto a la compra de pisos de segunda mano

Mas-Colell pospone la recuperación del tributo de sucesiones hasta que se presente el presupuesto

La medida, que entrará en vigor el 1 de agosto, aportará una recaudación adicional de 50 millones

El ’conseller’ de Economía, Andreu Mas-Colell, tras los ’consellers’ Irene Rigau y Felip Puig, ayer entrando a la reunión del Govern.

El ’conseller’ de Economía, Andreu Mas-Colell, tras los ’consellers’ Irene Rigau y Felip Puig, ayer entrando a la reunión del Govern. / FERRAN NADEU

Se lee en minutos

AGUSTÍ SALA / FIDEL MASREAL
BARCELONA

Segunda subida de impuestos del Govern sin tener aún los presupuestos para el 2013. Tras aumentar el de patrimonio con efectos retroactivos para poder recaudar durante este mismo ejercicio, el Ejecutivo ha optado por incrementar ahora el tipo del impuesto de transmisiones patrimoniales del 8% actual al 10%. El aumento de dos puntos, es decir, del 25% en el gravamen que recae sobre la compra de viviendas de segunda mano, entrará en vigor a partir del 1 de agosto, según anunció elconsellerde Economia, Andreu Mas-Colell. En cambio, la recuperación del impuesto de sucesiones a las rentas más altas, una de las banderas de ERC en su pacto con CiU, se dilata hasta que se presenten los presupuestos, avisó elconseller.

El aumento del impuesto de transmisiones sí se tramitará con la máxima celeridad en el Parlament, por el procedimiento de lectura única para aprobarlo en julio y así lograr que esté en vigor en agosto.

BUSCAR INGRESOS / El objetivo es incrementar los ingresos, dada la insuficiencia financiera de la Generalitat. Mas-Colell señaló que con esta subida se podrán obtener unos 150 millones adicionales, por lo que se recaudarán unos 50 millones en los cinco meses que rija en el ejercicio actual. Si se actuase con inmediatez, como reclama ERC, recuperar un tramo de sucesiones también podría reportar decenas de millones de euros ya en el 2013. De momento, la recuperación se deja para tramitarla en paralelo con los presupuestos para el actual ejercicio, anunció el titular de Economia.

Cabe recordar que por sucesiones se recaudaron 746 millones en el 2009 y se preveía ingresar 370 en el 2011 si en la pasada legislatura prácticamente no se hubiera suprimido. En CDC hay dirigentes que admiten, en privado, que nunca hubieran cercenado esta vía de ingresos. Artur Mas lo hizo en cumplimiento del programa electoral, cierto. Y animado por los más liberales en Convergència y en Unió. Cierto también es que decidió prescindir de este tributo -ERC ha calculado que se han perdido unos 150 millones anuales- en un contexto en el que la crisis ya estaba cercenando los ingresos de las administraciones.

Con la subida del tributo sobre inmuebles de segunda mano, este impuesto se «pone en línea» con el IVA que recae sobre las transacciones de viviendas nuevas, que es del 10%. Antes de la crisis, esta era una de las principales vías de ingresos de la Generalitat. En el 2007 las arcas públicas catalanas ingresaron más de 3.000 millones por este concepto. La previsión para este ejercicio apenas llega a los 1.200 millones. El aumento de este gravamen forma parte del acuerdo al que llegaron CiU y ERC tras las elecciones y que incluía una docena de tributos. Hasta ahora solo se ha subido el impuesto de patrimonio.

Te puede interesar

ERC, A LA ESPERA / «Antes de conocer la cifra de déficit no habrá ninguna otra iniciativa sobre impuestos», aseguró ayer Mas-Colell. Y argumentó que así como la subida del de trasmisiones se puede hacer de forma inmediata, recuperar sucesiones «es algo más complejo» por lo que «por respeto al Parlament», argumentó, no debería aprobarse por lectura única. La consecuencia política de estas decisiones es que el sector más liberal de CiU sentirá un cierto alivio al ver que el Govern marca su ritmo a la hora de reimplantar tributos.

En cambio, la secretaria general de ERC, Marta Rovira, advirtió al Ejecutivo de Mas: «Esperemos que en un tiempo inmediato implementemos el resto de impuestos pactados para mitigar los recortes». Esquerra se refiere así a tasas como la del vuelo de aviones comerciales, centrales nucleares o bebidas con exceso de azúcar, entre otras. De momento, los republicanos no elevan el tono hacia el Govern sobre el cumplimiento del pacto de estabilidad.