29 oct 2020

Ir a contenido

Fernández Díaz sitúa el homenaje a la División Azul en un marco de "reconciliación histórica"

El ministro del Interior se justifica asegurando que actos como el que distinguió a excombatientes nazis se hacen desde el 2003

El exdelegado del Gobierno en Catalunya Joan Rangel (PSC) replica que él "nunca" participó en un homenaje de este tipo

J. R. SIERRA / Madrid

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha intentado justificar el acto de la Guardia Civil en el que se entregó un diploma a la División Azul con la afirmación de que homenajes como este se enmarcan "en un ambiente de reconciliación histórica" y que, además, "se vienen produciendo desde el 2003". Fernández Díaz ha respondido así a la pregunta del diputado de CiU Jordi Xuclà, quien le ha pedido en el pleno del Congreso su opinión sobre el polémico acto en el cuartel de Sant Andreu de la Barca (Baix Llobregat), en el que la delegada del Gobierno en Catalunya, María de los Llanos de Luna, entregó un diploma a una hermandad de excombatientes nazis. 

"Homenajes de estas características se vienen produciendo en Catalunya, de forma ininterrumpida, por parte de la Ponencia de Defensa de Catalunya desde el año 2003", ha afirmado el ministro. Xuclà ha insistido en reclamar al Ejecutivo que pida perdón y, además de cesar a De Luna, como exigieron todos los partidos catalanes menos el PP y Ciutadans, supervise los actos en los que intervienen sus altos cargos.

Fernández Díaz ha respondido al diputado que entonces debería haber solicitado la dimisión de todos los delegados del Gobierno desde el 2003, y ha recordado, como ya señaló la Guardia Civil, que todas las instituciones y hermandades que asistieron al homenaje "están legal y debidamente inscritas en los organismos estatales o autonómicos correspondientes, y se fundamentan en un contexto histórico, en absoluto ideológico".

El desmentido de Rangel

En cambio, el diputado del PSC en el Congreso Joan Rangel ha replicado que, mientras él fue delegado del Gobierno en Catalunya, con el PSOE en la Moncloa, nunca tuvo lugar un acto de ese tipo: "Nunca he hecho ningún homenaje ni he entregado ninguna medalla a miembros de la División Azul. Tampoco ningún otro delegado del Gobierno de la época socialista". La justificación del titular de Interior es, según Rangel, "lamentable y capcioso". "Este Gobierno ha demostrado sentirse muy cómodo con este tipo de homenaje", ha añadido.