IMPUTACIÓN POR PRESUNTA MALVERSACIÓN DE FONDOS PÚBLICOS

Ferran Falcó declara que él no se encargaba de las contrataciones en Adigsa

El diputado de CiU alega que solo tenía un cargo representativo en la empresa pública y que desconoce si se pagaron comisiones

El exconsejero delegado Josep Antoni Fondevila dice que contrató obras de rehabilitación, pero que él no controlaba el procedimiento

Ferran Falcó (a la derecha), a su llegada al TSJC, junto al secretario de organización de CDC, Josep Rull, y Francesc Sánchez, coordinador de régimen interno y comunicación de CDC. DANNY CAMINAL

Ferran Falcó (a la derecha), a su llegada al TSJC, junto al secretario de organización de CDC, Josep Rull, y Francesc Sánchez, coordinador de régimen interno y comunicación de CDC. DANNY CAMINAL

1
Se lee en minutos
J. G. ALBALAT / Barcelona

El diputado de CiU Ferran Falcó, que presidió Adigsa entre el 2002 y el 2004, se ha desvinculado este miércoles, ante el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), de las contrataciones de la empresa de la Generalitat que investiga la justicia. Falcó ha declarado ante la magistrada Núria Bassols, según ha explicado después él mismo a los medios de comunicación, que solo tenía "un cargo representativo" en la compañía y no ejecutivo, por lo que no contrató a nadie. El parlamentario, imputado por presunta malversación de fondos públicos, asegura que desconoce si se pagaron o no comisiones para obras de rehabilitación en viviendas de Adigsa.

El parlamentario ha llegado al TSJC acompañado de su abogado y del secretario de organización de CDC, Josep Rull. La declaración de Falcó ha durado una media hora. Anteriormente, ha comparecido ante el juez el entonces consejero delegado de Adigsa, Josep Antoni Fondevila. Este ha declarado que contrató obras de rehabilitación, pero que él no controlaba el día a día del procedimiento, ya que esa tarea correspondía al departamento técnico de la empresa.

Sobrevaloración de pisos

Noticias relacionadas

Las pesquisas se iniciaron a finales del 2005 con una querella de la Fiscalía de Barcelona. La acusación pública sostiene que se abonaron presuntamente comisiones de hasta el 20% para la realización de las obras de mantenimiento y rehabilitación en algunas viviendas de Adigsa. Otra parte de la querella se refiere a la sobrevaloración que presuntamente se realizó de varios pisos que fueron comprados por la empresa de la Generalitat para ofertarlas a jóvenes en régimen de alquiler.

No es la primera vez que Falcó comparece ante la justicia por este caso. Ya lo hizo ante un juez de instrucción ordinario en febrero del 2006, antes de ser diputado y, por lo tanto, aforado. El expresidentes de Adigsa explicó entonces que solo ejercía un cargo de representación y que el hombre fuerte de la empresa Fondevila.