Un diputado del PP admite que cobró un sobresueldo de 1.800 euros al mes

Eugenio Nasarre asegura que todos los que tenían "responsabilidades" en el partido recibían complementos

1
Se lee en minutos
MARGARITA BATALLAS / Madrid

El diputado del PP Eugenio Nasarre ha admitido este lunes ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que durante cuatro años (2000-2004) recibió un "pago complementario por sus responsabilidades internas" de 1.800 euros al mes. Este dinero se le ingresaba por transferencia y lo declaraba a Hacienda, según fuentes jurídicas.

Durante este periodo, el diputado fue responsable de estudios y programas y después de asuntos sociales del PP. Nasarre, que ha comparecido en calidad de testigo, ha explicado al juez que todos los cargos que tenían "responsabilidades" en el partido cobraban estos complementos, que estaban "estanzaridos y cuyos criterios eran acordados por la secretaría general". En estos años pasaron por este cargo Francisco Álvarez-Cascos, Javier Arenas y Ángel Acebes.

Sobres con donaciones

Asimismo, ha admitido que en el despacho del extesorero Álvaro Lapuerta junto a Luis Bárcenas le entregaron un sobre "con todo tipo de billetes" con 30.000 euros en concepto de donación anónima para la fundación de la que era patrono, Humanismo y Democracia. Un año después, en el 2004, otro diputado y responsable de la dicha fundación, José Ramón Pin, percibió 40.000 euros de la misma manera. Nasarre ha explicado que estos pagos los percibió directamente del partido hasta que los militantes de esta fuerza comenzaron a donar el 0,7% de sus cuotas para proyectos de cooperación.

Noticias relacionadas

Nasarre, al término de su declaración, se ha limitado a defender su colaboración con la justicia y ha admitido que fue Lapuerta el que le hizo el donativo para su fundación.

Tras esta declaración, el juez Ruz y una comisión judicial se han trasladado al Senado para interrogar en calidad de testigo al presidente de la Cámara alta,  Pío García Escudero, que ha admitido que recibió una ayuda de 30.000 euros para arreglar los desperfectos de su vivienda tras un atentado en el 2000.