Convulsión convergente

La pugna por la sucesión y los escándalos de la familia Pujol tensan los contrapesos en el partido

De izquierda a derecha, y de arriba a abajo, Artur Mas, Francesc Homs, Germà Gordó, J. Duran Lleida, Josep Rull y Santi Vila.

De izquierda a derecha, y de arriba a abajo, Artur Mas, Francesc Homs, Germà Gordó, J. Duran Lleida, Josep Rull y Santi Vila.

1
Se lee en minutos
NEUS TOMÀS / FIDEL MASREAL / Barcelona

La tramoya convergente hace semanas que anda revuelta. Tanto que el ruido ha traspasado los despachos y complica todavía más la compleja le gestión del proceso soberanista. La refriega pública protagonizada por dos de los 'consellers' y dirigentes deCDCmás destacados,Germà Gordó yFrancesc Homs, a cuenta de la estrategia a seguir para la celebración de la consulta es la prueba de las convulsiones internas que están tensionando las costuras convergentes.

Noticias relacionadas

El titular de Justícia admitió el lunes que sin acuerdo con el Gobierno central es prácticamente imposible convocar un referendo. Gordó dijo en público lo que hace tiempo que argumenta en privado. Su sinceridad le valió ayer la reprimenda de su compañero de gabinete, que le replicó con firmeza. A la pregunta de si la consulta se hará "sí o sí" (expresión que utilizó Artur Mas en campaña y posteriormente en el Parlament), Homs asintió. Y, por si no había quedado claro que discrepaba de Gordó añadió: "La hoja de ruta del Govern son los acuerdos firmados hasta ahora". Esto es, el pacto Mas-Junqueras.

>> Lea la información completasobre la situación actual de CDC en e-Periódico.