'BARÇAGATE'

Piqué, por GPS, Visa y teléfono

El seguimiento de Método 3 al jugador azulgrana incluyó sus llamadas y los desplazamientos en coche

De concierto 8 Piqué y Puyol, en un concierto de Alejandro Sanz.

De concierto 8 Piqué y Puyol, en un concierto de Alejandro Sanz.

2
Se lee en minutos

Era conocido que el jugador blaugranaGerard Piqué había sido una de las víctimas del espionaje de Método 3en la etapa de Joan Oliver como director general del club y Xavier Martorell como jefe de seguridad. Ahora se ha descubierto que el seguimiento incluyó el control de sus llamadas telefónicas así como información de sus desplazamientos a través de su propio GPS.

Según consta en un informe al que ha tenido acceso este diario, los detectives se dedicaron a comprobar«sus movimientos de teléfono para determinar a qué horas» llamaba. Por ejemplo, se detalla que la noche antes de un partido con el Tenerife estuvo hablando hasta la 1.23 de la madrugada, primero con su novia de entonces y después con Bojan . O que la noche posterior a haber jugado con el Sevilla (y ganado) conversó, también por el móvil, hasta las 5.41 con tres chicas distintas.

Direcciones habituales

Los detectives intentaron controlar a la estrella azulgrana en sus desplazamientos en coche, cosa que no siempre era fácil, teniendo en cuenta las prestaciones de sus Audi (primero un Q7 y después un S5 descapotable). En el informe constan las direcciones que frecuentaba más a menudo, la mayoría de familiares o el domicilio de su novia en Alella (Maresme). El dosier incluye imágenes de algunos de los seguimientos del coche y de fotografías de un concierto de Alejandro Sanz al que acudió con su amigo Carles Puyol.

Además, Método 3 accedió a los movimientos de al menos una de las tarjetas Visa. Según aparece en la documentación, en solo un mes (febrero del 2010) cargó 9.000 euros a esta tarjeta, de los cuales una parte correspondía a sus partidas de póquer víaon line. El resto fueron para«compras, autopistas»y gastos«sin relevancia», dice el informe.

Noticias relacionadas

La presunta afición de Piqué al juego fue motivo de más comentarios por parte de los encargados de seguirle. En un correo interno de la agencia se aseguraba que en su casa habían llegado a jugar« con 18 personas, 150 euros por persona». Se añadía que en una tarde en el casino de Barcelona se gastó«entre 3.000 y 4.000 euros» y que, además de las partidas de cartas, disfrutaba con la ruleta. En otro dosier se asegura que incluso contrató a un profesor de póquer para mejorar.

Un informe de la Fiscalía General de Catalunya desveló que la anterior junta directiva azulgrana destinó tres millones para gastos de agencias de detectives. Y el Barça presentó hace unas semanas una querella contra el que entonces era vicepresidente económico, Ferran Soriano, y contra Oliver por administración fraudulenta.