Ir a contenido

polémica amistad del LÍDER AUTONÓMICO

Feijóo descarta dimitir porque no dio contratos al 'narco' Dorado

El presidente dice que no sabía quién era su amigo y admite su «ingenuidad»

«No me van a amedrentar», asegura tras la publicación de unas fotos con el capo

P. S.
MADRID

alberto Núñez Feijóo, presidente del Gobierno gallego, compareció ayer ante la prensa para defenderse de las voces que piden su dimisión tras conocerse la estrecha relación que mantuvo entre 1995 y 1998 con el narcotraficante Marcial Dorado Baúlde, ahora en la cárcel. La relación de Feijóo con el contrabandista se ha conocido a raíz de varias fotografías publicadas por El País el domingo en las que se ve a los dos a bordo de uno de los barcos del capo y de excursión con un todoterreno.

Feijóo aseguró ante la prensa que no piensa dimitir porque tiene la «conciencia muy tranquila» y basó su defensa en dos pilares: nunca adjudicó ningún contrato a las empresas del narco en aquellos años, cuando era alto cargo del Servicio Gallego de Salud, ni después en el Insalud, y en el momento en el que mantuvo la relación de amistad desconocía sus actividades. «Investigué, pero me dijeron que no había sido condenado», apuntó. Preguntado sobre cómo podía no saber quién era Dorado, después de que hubiera salido en los medios de comunicación al ser detenido en la operación Nécora, Feijóo admitió su «ingenuidad» y lamentó «no haber investigado más».

«Esas fotos son lo que son, unas fotos. Antiguas, eso sí. Pero no hay nada más (...) Voy a seguir dedicándome a la política y no me voy a amedrentar», añadió. El presidente gallego explicó que supo que existían esas imágenes en el 2003, momento en el que informó a Manuel Fraga y a Mariano Rajoy. El sábado, cuando se enteró de que iban a ser publicadas, telefoneó al jefe del Ejecutivo y a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, de los que ha recibido, dijo, todo su «apoyo».

Feijóo insinuó que la oposición había filtrado las fotos, aunque no quiso acusar directamente al líder de los socialistas gallegos, Pachi Vázquez, que en el 2011 dijo que «Feijóo y el narcotráfico andan ahí, ahí».

DELFÍN EN APUROS / Esta polémica ha sorprendido al presidente gallego en un momento en el que se estaba asentando su rol como delfín de Rajoy. Sus declaraciones tajantes para marcar distancias con Luis Bárcenas y su propuesta para que el partido pida perdón le han colocado definitivamente en las quinielas del PP.

Vázquez, que pidió su dimisión, afirmó que «no hay nadie en Galicia» que se crea que en 1995 Feijóo no sabía quién era Dorado. «No se trata de dos personas de paseo en un barco, se trata de un narco reconocido y de un alto cargo de Sanidad», denunció. Igual de desconfiado se mostró Xosé Manuel Beiras (Alternativa Galega). «¿Cómo puede gobernar un país una persona que no sabía con quién andaba?», se preguntó.