Nuevos correos de Método 3 apuntan a un posible pago de comisiones por los trabajos para el Barça

Un exempleado de la agencia de detectives denuncia que Marco y Martorell se repartían un 20% de facturación

El director de Método 3, Francisco Marco (izquierda), y el director de Serveis Penitenciaris, Xavier Martorell.

El director de Método 3, Francisco Marco (izquierda), y el director de Serveis Penitenciaris, Xavier Martorell. / A. RIBERA / DIARI DE SANT CUGAT

3
Se lee en minutos

Un correo enviado por el director de Método 3, Francisco Marco, al director financiero de la agencia de detectives y primo suyo, José Luis Marco, sugiere el cobro de comisiones por parte del primero así como del entonces jefe de seguridad del Barça y actual director general de Serveis Penitenciaris, Xavier Martorell. En el cruce de e-mails, fechados el 15 de diciembre del 2009, Francisco Marco escribe: «Oye cdo [cuando] se vaya a buscar un sobre a mi nombre a barca [Barça] hay q [que] dejar otro cerrado con 6». A lo que el director financiero de Método 3 responde: «Buffffff, 6 para mañana complicado, ya veré que podemos hacer».

Un exempleado de la agencia, que prefiere guardar el anonimato, asegura que ha declarado ante la juez que Marco y Martorell se reservaban una comisión del 20% de los encargos que Método 3 realizó para el club azulgrana. Estos e-mails probarían el intercambio de como mínimo un «sobre». Según la versión de este extrabajador, su declaración forma parte de la causa abierta para aclarar si la agencia de detectives pudo cometer un delito fiscal a través del entramado de empresas creadas a partir de Método 3. Esta pieza judicial es paralela a la que pretende aclarar quién ordenó espiar el almuerzo entre la presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, y la examante de Jordi Pujol Ferrusola, en el restaurante La Camarga y que ha permitido descubrir que otros políticos y empresarios fueron también víctimas de escuchas ilegales.

La contabilidad

Los contratos entre la agencia de detectives y el Barça eran habituales. En solo un mes, la empresa de Marco podía cobrar del club de fútbol hasta 16.240 euros, según consta en los correos electrónicos remitidos desde Método 3 a Martorell. «Le adjunto extracto de la cuenta con las facturas que tenemos pendientes de cobro», relata un e-mail en el que constan las facturas emitidas desde noviembre del 2008 hasta marzo del 2009. A pesar de que las cantidades a cobrar variaban en los cuatro primeros pagos, en los cuatro últimos la cifra era la misma: 16.240 euros.

En febrero del 2010, en otro correo al que también ha tenido acceso EL PERIÓDICO, Marco le recuerda a su secretaria que «la factura del barca [Barça] tiene que llevar un concepto diferente», a lo que desde administración se le pregunta: «Tengo que hacer una factura hoy, que concepto podemos poner?»

El entonces jefe de seguridad del club azulgrana ordenó espiar a jugadores y directivos durante su etapa en el FC Barcelona, entre ellos a Gerard Piqué, aunque fuentes próximas a la agencia aseguran que en la etapa final incluso se llegó a investigar al propio Joan Laporta, entonces presidente del club y jefe máximo de Martorell.

Noticias relacionadas

El actual responsable de prisiones de la Generalitat también recibió un informe de Método 3 sobre el exconcejal de Unió en Sant Cugat Xavier Amador. Tanto él como el diputado democristiano Joan Recasens han denunciado el supuesto espionaje al que fueron sometidos por parte de Método 3 cuando eran concejales en el Ayuntamiento de Sant Cugat. Martorell ha reconocido que contrató a Método 3 (aunque según él no pagó el servicio porque le hicieron un favor), para realizar un «barrido» de la sede de CDC en Sabadell y de hecho en algunos correos aparece un regateo sobre el precio al que el director de la agencia de detectives respondió: «No hay problema, lo compensaremos en la próxima. ¿Se podría hacer todas las sedes a este mismo precio?». La policía, de momento, no ha encontrado el correo donde se responde a esta propuesta.

Sobre este caso, el líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, señaló en una entrevista a este diario que espiar es «políticamente indecente». Fue tras estas declaraciones cuando, el 4 de marzo, Martorell acabó presentando su renuncia a la presidencia del partido en Sant Cugat. Eso sí, de momento se mantiene como director general de Serveis Penitenciaris a pesar de que desde que dimitió de su cargo en Convergència no ha aparecido públicamente en ningún acto institucional.

Temas

Espionaje