El PSOE planea dar a la relación con el PSC una solución bávara

Rubalcaba se inspira en la CDU-CSU y baraja excluir a los catalanes de la dirección orgánica

Alfredo Pérez Rubalcaba y Pere Navarro, el pasado octubre, durante un desayuno informativo en Madrid.

Alfredo Pérez Rubalcaba y Pere Navarro, el pasado octubre, durante un desayuno informativo en Madrid. / JOSE LUIS ROCA

1
Se lee en minutos
ROSA PAZ / JUAN RUIZ SIERRA / Madrid

Ni federación del PSOE en Catalunya, ni paños calientes para que las cosas sigan igual que están. La decisión del PSC de romper la disciplina de voto en el Congreso de los Diputados en favor del derecho a decidir ha abierto una brecha entre los dos partidos que no acabará en divorcio pero sí, en cambio, puede terminar en separación de bienes.

Si desde el primer momento hubo barones socialistas que pusieron el grito en el cielo ¿como el extremeño Guillermo Fernández Vara, el castellano-manchego Emiliano García Page y el veterano Alfonso Guerra¿, reclamando la ruptura total de las relaciones, también hubo otros, como el andaluz José Antonio Griñán o el asturiano Javier Fernández, que propusieron revisar el protocolo de relación sobre unas nuevas bases.

Noticias relacionadas

La mayoría de los dirigentes socialistas, incluido el secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, han ido dejando que se enfriaran los ánimos para, en un ambiente menos tenso, ir decantando el partido hacia una relación con el PSC más equilibrada y más acorde a la nueva realidad. Rubalcaba se inspira en la CDU-CSU alemana y estudia excluir a los catalanes de la dirección orgánica.

>> Lea la información completa sobre la situación de las relaciones entre el PSC y el PSOE en e-Periódico.