Ir a contenido

La Audiencia de BCN condena a Unió por recibir dinero del 'caso Pallerols'

La sentencia declara al partido responsable civil subsidiario y como "participe lucrativo"

Duran sostiene que el fallo demuestra que UDC no se financió ilegalmente

J. G. ALBALAT / JUAN RUIZ SIERRA / Barcelona / Santiago de Chile

La Sección Segunda de la Audiencia de Barcelona ha declarado la responsabilidad en calidad de "participe lucrativo" de Unió Democràtica de Cataluña (UDC) en el fraude de subvenciones cometido por el empresario Fidel Pallerols, al constatar que hubo "aportaciones directas al partido", según se indica en la sentencia, que recoge en su totalidad el acuerdo al que llegaron la Fiscalía de Barcelona, la Generalitat, la Abogacía del Estado, los abogados defensores de los imputados y la formación dirigida por Josep Antoni Duran Lleida. UDC también deberá asumir de forma subsidiaria otra cantidad económica que le corresponde a Vicenç Gavadà, exsecretario de organización de Unió

La condena para el exdirector general de Ocupació Lluís Gavaldà por malversación de fondos es de un año y medio y una multa e inhabilitación, mientras que para Pallerols y el exsecretario de organización de UDC Vicenç Gavaldà, hermano del exdirector general, se han acordado siete meses de prisión y dos multas por un delito de falsedad y fraude de subvenciones. Para el exmilitante de Unió Santiago Vallvé, la pena es de varias multas por un fraude de subvenciones. La mujer de Pallerols, Mari Cruz Guerrero, y la exsubdirectora general de Ocupació Dolors Llorens han sido exculpadas. Las multas asciende a unos 260.000 euros.

Los cuatro condenados han ido hoy viernes a la Audiencia de Barcelona a recoger la sentencia. El único que ha hablado a los medios de comunicación es Vicenç Gavaldà, exsecretario de organización de Unió. "Me sabe mal que Duran Llieda no haya venido también a recoger esto", ha asegurado. El líder de Unió se encuentra en Santiago de Chile, donde asiste a la cumbre entre la UE y Latinoamérica en la que también participa el presidente Mariano Rajoy.

Duran, en una breve declaración a los medios, ha señalado que el fallo prueba que su partido no se financió ilegalmente, así como que UDC es pionera en la lucha contra la corrupción en sus filas. "No hay financiación irregular, aunque algunos se empeñen en que sí la hay. Ni siquiera es cierto que se haya declarado que Unió tenga que hacerse cargo de la multa del señor Gavaldà. Unió no es sujeto de condena penal. Hoy hay casos en la vida política en el que el PP, por ejemplo, anuncia una comisión de investigación interna y una auditoría de sus cuentas, y eso es lo que hizo Unió en su día.

Y sus conclusiones llevaron a la toma de decisiones políticas y la expulsión de las personas que estaban implicadas", ha señalado el dirigente democristiano. El proceso judicial se inició hace 13 años y los hechos se remontan al periodo 1994-1999. En la sentencia se recogen las atenuantes de dilaciones indebidas y de reparación del daño.

Paga el partido

El mismo día en que las acusaciones y defensas llegaron a una conformidad, el pasado 8 de enero, Unió depositó 300.000 euros para hacer frente a la responsabilidas civil que le corresponde a la formación y a los cuatro imputados. La indemnización que debe percibir la Generalitat es de 388.000 euros. El dinero que falta será depositado en un futuro. La sentencia señala que el dinero presuntamente desviado correspondía a uno 10% de la subvenciones públicas percibidas por la red de academias de Pallerols por organizar cursos de formación ocupacional, aunque sólo se ha reclamado por la cantidad que se ha podido acreditar. Otra cuestión es cómo se pagarán los intereses legales. UDC, según fuentes judiciales, también se hará cargo de parte de las multas de algunos imputados.

La sentencia señala que "hubo aportaciones directas al partido Unió Democràtica de Catalunya que se materializaron en la compra a cargo de las empresas subvencionadas de mobiliario y material informático o de oficina para las sedes del partido, o el pago por las empresas de las nóminas de trabajadores, militantes de UDC, que, sin embargo, prestaban sus servicios laborales no para las empresas sino para el propio partido."

Material para las sedes y nóminas

Todas las cantidades que se desviaban de las subvenciones eran objeto de un "detallado y meticuloso control" por parte de Pallerols, quien anotaba en diversos soportes documentales las cantidades desviadas y su destino. Este hecho facilitaba, posteriormente, la rendición de cuentas que anualmente llevaba a cabo ante Vicenç Gavaldà. "Es más, llevaba también una contabilización informática de estas cantidades en la contabilidad del grupo empresarial, donde registraba las cantidades y conceptos", destaca la resolución. Como ejemplo, destalla que a una cuenta cuenta contable la denominó: “UDC. COMISSIONS GCDT”. Unió se benefició de 38.978,23 euros que se destinaron a la compra de material de oficina e informática para sedes dl partido y de 158.306,59 euros que se desviaron para pgar nóminas de trabajadores de la formación.