El Parlament aprueba la soberanía de Catalunya con el PSC fracturado

Cinco diputados socialistas no han participado en la votación y desobedecen la consigna de rechazar la declaración

El texto sienta las bases de la consulta con los votos de CiU, ERC, ICV-EUiA y un parlamentario de la CUP

El Parlament aprueba la declaración de soberanía / ATLAS

5
Se lee en minutos
RAFA JULVE / JOSE RICO / Barcelona

ElParlament ha aprobado este miércoles declarar aCatalunya"sujeto políticoyjurídico soberano" para iniciar el proceso hacia laconsultadeautodeterminación. Un órdago soberanista, la primera votación importante de la legislatura, que ha propiciado la ruptura del grupo delPSC. Unacuarta partede sus diputados,cincode20, han roto la disciplina de voto al no participar en la votación,desobedeciendola orden del primer secretario,Pere Navarro, de votar en contra del texto, que ha prosperado con los votos deCiU (50),ERC(21),ICV-EUiA (13) y un diputado de laCUP. En total,85 votos a favor, 41en contra (15 del PSC, 17 del PPC y 9 de Ciutadans) y2abstenciones (CUP).

Los cinco disidentes socialistas forman parte del sector catalanista del partido: el alcalde de Lleida,Àngel Ros; la 'exconsellera'Marina Geli; el impulsor de Avancem,Joan Ignasi Elena; la exportavoz adjuntaRocío Martínez-Samperey la líder de la federación de les Terres de l'Ebre,Núria Ventura. Aunque se han mantenido en el hemiciclo, estos parlamentarios se han inhibido en la votación, a diferencia de sus 15 compañeros de bancada, que seguirán laconsignaacordada por mayoría en una reunión del grupo parlamentario a primera hora de este miércoles. El texto se ha aprobado con 85 votos a favor, 41 en contra y dos abstenciones.

Figuras de peso

Los disidentes son figuras de peso dentro del partido. Ros, Elena, Sampere y Geli integran la ejecutiva del PSC y los tres primeros, además, son miembros del secretariado, el núcleo duro de la organización. Larebeliónse ha fraguado después de la última reunión del grupo, que ha certificado el 'no' como posición oficial del partido, por considerar que la propuesta abre la puerta a vulnerar la legalidad estatal y es una declaración implícita de independencia. Pero, desde hacía semanas, estos cinco diputados habían advertido de la inconveniencia de rechazar el texto y quedar alineados con elPPCyCiutadans.

La declaración soberanista acuerda hacer efectivo elderecho a decidir "por razones de legitimidad democrática" y utilizar "todos los marcos legales existentes" para celebrar el referendo, pactado, en principio, para el año2014. Establece nueve principios rectores del proceso: soberanía, legitimidad democrática, transparencia, diálogo con el Estado y la Unión Europea (UE), cohesión social, europeísmo, legalidad, papel principal del Parlament y participación. Unos principios que han sido fruto de unaardua negociacióndurante las últimas semanas, desde la primera propuesta que presentaron CiU y ERC, que incluía el objetivo explícito delEstado propio.

La adhesión de ICV-EUiA

En aras del consenso, nacionalistas y republicanos renunciaron a este precepto y lograron la firma de ICV-EUiA tras incorporar el compromiso de blindar lacohesión socialde Catalunya y hacer recaer el protagonismo del proceso en el Parlament, a través de una comisión en la Cámara catalana que acuerde los pasos a seguir hasta llegar a la consulta. El documento, además, se compromete a garantizar un proceso "escrupulosamente democrático" en el que se respete la "pluralidadde opciones".

El PSC ha acabado votando lo mismo que el PPC y Ciutadans, aunque Navarro ha reiterado el compromiso "inequívoco" del partido con el derecho a decidir de Catalunya. El dirigente socialista, que ha acusado a CiU y ERC de haber "desvirtuado" el proceso de la consulta anteponiendo lasoberaníaal derecho a decidir, ha asegurado que en el marco de la UE el reconocimiento de la secesión si no se incorpora un acuerdo con el Gobierno central. "No se puede apelar al principio democrático desconociendo la legalidad", ha espetado Navarro, que ha recordado que el marco legal impide la celebración de una consulta de forma unilateral.

Negociar con el Estado

"Instamos al Govern de la Generalitat a negociar (con el Ejecutivo central) las reformas" que hagan posible la celebración de la consulta, ha proseguido. También ha insistido en su propuesta de lograr "unpacto fiscalde carácter federal" para Catalunya y de que España devenga en un Estado federal. "Queremos seguir unidos (a España), pero no como ahora", ha avisado. "Esteerrorno les saldrá gratis a los catalanes", ha advertido.

"No pedir permiso para decidir"

Por su parte, el líder deERC,Oriol Junqueras, ha defendido la resolución que ha impulsado junto con CiU y ERC como un mecanismo para avanzar en la mejora de la situación de los catalanes. "Es necesario hacer todo lo posible para disponer de las mejores herramientas posible para solucionar las necesidades de los ciudadanos", ha defendido, para añadir a continuación que el documento que han suscrito "se resume en una palabra:democracia". Según el líder republicano, además, "el derecho a decidir consiste en no tener que pedir permiso para decidir".

"Bienvenido a la democracia" 

En un discurso en castellano, la presidenta delPPC,Alicia Sánchez-Camacho, ha proclamado que "Catalunya no quiere la independencia" y ha acusado a Mas de "hacer un pulso al Gobierno de España por actuar en contra de la legalidad". La líder conservadora ha asegurado que el PP siempre "da explicaciones y da la cara sin envolverse en la bandera", comentario que ha relacionado con los casos de corrupción. Además, la dirigente popular ha avisado de que su partido "actuará" contra la resolución del Parlament si esta tiene consecuencias jurídicas y también ha aprovechado para "dar labienvenidaa lademocracia" a Pere Navarro después de que el líder del PSC anunciara su voto en contra del documento.

Herrera reclama diálogo

Tras la intervención de Camacho --que ha apelado directamente a los 13 diputados deUnióa votar en contra de la declaración y les ha recordado que su líder,Josep Antoni Duran Lleida, se encuentra en Chile representando a España-- ha tomado la palabra el líder de ICV-EUiA,Joan Herrera. El dirigente ecosocialista ha reclamado "undiálogode tú a tú" con el Gobierno central, lo que en su opinión hace necesario que la ciudadanía pueda expresarse en una consulta de autodeterminación.

Herrera ha defendido que el texto final implica que se ha votado por una consulta y "no por unplebiscito", sin "apriorismos" a favor o en contra de la independencia. También ha reclamado que se "agoten todas las etapas" y se dé el liderazgo al Parlament y la sociedad y "no solo a dos partidos o a un líder". Si no es así, ha advertido, su partido se desmarcará del proceso. "Queremos ejercer la soberanía porque es desde el derecho a decidir que el federalismo plurinacional tiene alguna opción", ha asegurado.

Noticias relacionadas

Ciutadans y la CUP

El líder deCiutadans,Albert Rivera, ha acusado a los grupos que han impulsado la declaración soberanista de hacer "teatro" porque "el derecho a decidir no existe" y también ha dado la bienvenida a Navarro por sumarse al bloque del 'no', mientras que el diputado de laCUP Quim Arrufat ha reclamado "transparencia" en el proceso hacia la consulta y ha insistido en que esta debe efectuarse aunque el Gobierno central se oponga. En todo caso, ha advertido de que su partido seguirá estando "al pie de losrecortes" y de que no se sumará a la corriente del "'tots amb el president'".