Montserrat Tura cuenta cómo le va su regreso a la vida médica

La 'exconsellera' que intentó ser candidata socialista a la Generalitat se adapta a una nueva etapa

La doctora Tura vuelve al hospital. / A. BERTRAN / M.GONZÁLEZ

1
Se lee en minutos
NEUS TOMÀS / Palamós

Hace años, un 'exconseller' convergente le confesó aMontserrat Turaque cuando salió del Govern tuvo que aprender de nuevo a aparcar porque después de tantos años de coche oficial ya no se acordaba.Celestino Corbacho, compañero suyo en el PSC, regresó a la autoescuela cuando se quedó sin el chófer porque no se atrevía a conducir. Pero Tura, que ha estado dos décadas ocupando diferentes cargos públicos, se juró a si misma que a ella no le pasaría lo mismo y se especializó en burlar a los escoltas, incluso cuando era la máxima jefa del departamento deInterior.

En octubre, después de fracasar en su intento de ser candidata a la Generalitat, renunció a integrarse otra vez en las listas socialistas y decidió pedir el reingreso en el Hospital dePalamós. Ahora conduce 200 kilómetros diarios, la distancia que separa, ida y vuelta, su casa en Mollet de su nuevo despacho.

Los que la conocieron cuando era la directora de este centro y se peleaba con la Generalitat para negociar el concierto no se extrañan de ver a la Montse de nuevo con la bata blanca. Sus antiguos pacientes aseguran que nunca dejó de ser la doctora Tura. Pero al resto, les sorprende ver a la que fuera uno de los rostros más conocidos de la política catalana paseando por los pasillos acompañada de otros colegas médicos.

Noticias relacionadas

"Durante todos estos años me fui preocupando de renovar el permiso de excedencia porque tenía claro que algún día regresaría", explica apelando al derecho laboral y adelantándose a las previsibles críticas.

>> Lea la información completaLa doctora Tura vuelve al hospital en e-Periódico.