25 nov 2020

Ir a contenido

Extremadura saca a concurso la remodelación de su web turística por un millón de euros

El proyecto se conoce después de que la polémica por el elevado coste del nuevo portal del Senado

La Junta de Extremadura, que preside José Antonio Monago, del PP, ha sacado a concurso la remodelación de la web dedicada al turismo en la comunidad por un importe de 1.050.000 euros, según consta en el anuncio que ha salido publicado este lunes en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

El proyecto contempla el diseño, desarrollo, implantación y mantenimiento del portal oficial de turismo de Extremadura, Turiex, con el objetivo de dar un impulso al sector turístico de esta comunidad. El plazo para presentar solicitudes acaba el próximo 18 de febrero y el contrato es por un plazo de dos años. Según el diario digital La marea, una primera versión de la nueva web deberá estar lista antes del 30 de noviembre. Para el proyecto, la empresa adjudicataria deberá contar con un director estratégico, un director técnico, tres técnicos, un diseñador y dos editores de contenido. Esta plantilla y su dedicación se irá reduciendo a medida que avance el proyecto, según los pliegos de la oferta.

No es esta la única partida presupuestaria dedicada a webs turísticas por parte de la Junta. El Gobierno de Monago también ha sacado a concurso el proyecto para desarrollar una web turística específica para la promoción del Tajo internacional. En este caso, el importe de la licitación es de 48.400 euros. El objetivo del concurso público es contribuir al desarrollo social y económico del territorio fronterizo del Tajo Internacional, así como desarrollar estrategias de cooperación territorial que valoren los recursos naturales, culturales e históricos ligados a este territorio.

Las partidas que la Administración pública dedica a las webs oficiales en plena crisis económica y en época de recortes sociales ya fue el pasado noviembre objeto de controversia a raíz de que el Senado estrenara una web que había costado más de 400.000 euros. En aquella ocasión, los usuarios de las redes sociales consideraron el importe desproporcionado e inadecuado en época de crisis.