Más de 300 políticos están imputados en casos de corrupción, con Baleares y Valencia a la cabeza

La mayoría ha abandonado la actividad pública, aunque en el Parlamento valenciano continúan nueve imputados y en el balear, uno

Más de una treintena de alcaldes y hasta medio centenar de exalcaldes están siendo investigados por la Justicia

Jaume Matas.

Jaume Matas.

4
Se lee en minutos
EUROPA PRESS / Madrid

Más de 300 políticos españoles están imputados en presuntos casos de corrupción que se despliegan por todo el territorio y que afectan sobre todo a las comunidades delarco mediterráneo, conBaleares y laComunidad Valenciana a la cabeza, seguidas de cerca por otras autonomías comoCatalunya oGalicia. Además, están en marcha investigaciones sobre la gestión de distintas entidades financieras comoBankia o la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), de cuyos consejos de administración formaban parte diversos políticos.

Los casos de corrupción afectan a todos los niveles de la administración y las investigaciones en marcha salpican tanto a quienes han sido miembros delGobierno --como el exministroJosé Blanco, relacionado con laoperación Campeón--, como a dirigentes autonómicos y numerosos alcaldes y responsables municipales.

Alguno de los casos más llamativos de corrupción descubiertos en el seno de una comunidad autónoma son los abiertos en Baleares y que suman casi un centenar de imputados entre cargos y exaltos cargos públicos. La mayoría tuvieron lugar durante la última legislatura del expresidenteJaume Matas, imputado por alrededor de una docena de casos relacionados con la corrupción y la financiación irregular del PP balear durante su mandato.

Dimisiones y casos abiertos

Entre las operaciones en marcha en las islas Baleares destacan casos como el que investiga las actividades presuntamente irregulares cometidas a través del InstitutoNoós, que presidíaIñaki Urdangarin, o el'caso Over Marketing', en el que está implicado el popularPere Rotger, que recientemente dimitió de su cargo como presidente del Parlamento autonómico aunque mantiene el escaño.

También en el ámbito autonómico son numerosos los casos abiertos en la Comunidad Valenciana. De hecho, en las Cortes autonómicas hay nueve diputados del PP con imputación formal por casos relacionados con delitos de corrupción, mientras quePedro Hernández renunció a su escaño el pasado día 4 de diciembre tras ser condenado a tres años de prisión por su gestión al frente del Ayuntamiento deTorrevieja.

Hace pocas semanas dimitió también en la Comunidad ValencianaJosé Manuel Vela como 'conseller' de Hacienda por la presunta filtración de un documento que había pedido el juzgado. Diversos exaltos cargos de la administración deFrancisco Campsestán implicados también en los numerosos casos abiertos en la comunidad, entre los que destacan investigaciones tan importantes como laoperación Gürtel o el'caso Noós'.

Red de podredumbre municipal

Sin embargo, la mayoría de los casos de corrupción abiertos en España se despliegan por sus más de 8.000 municipios, en los que hay casi medio centenar de exalcaldes y una treintena de alcaldes en el poder que están siendo investigados judicialmente. Algunos de estos mandatarios envueltos en casos judiciales son alcaldes de ciudades tan importantes comoMurcia, Alicante, Lugo, Valladolid oSabadell. A estos se suman varias decenas de concejales también implicados en estos escándalos locales.

La mayoría de los regidores municipales están imputados por delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos, fraude o tráfico de influencias, casi todos por causas relacionadas con el urbanismo y la adjudicación de obras públicas. Es el caso de los casos Pretoria o Mercurio, abiertos en Catalunya, que investigan presuntas tramas de corrupción enSanta Coloma de Gramenet, Sant Andreu de LlavaneresySabadell.

También en Galicia son numerosos los casos judiciales que afectan a diversos municipios y que han llevado a la imputación a alrededor de una docena de sus alcaldes; además de provocar la dimisión de otros alcaldes como los deSantiago de Compostela, Gerardo Roa, que dejó el cargo después de no haber declarado 291.000 euros en concepto de IVA de la venta de unas viviendas de su promotora.

Del urbanismo a las llamadas a prostitutas

La mayoría de las operaciones fraudulentas están relacionadas con delitos urbanísticos, aunque hay casos curiosos como el del municipio gallego deMelón, con solo 1.400 habitantes y en el que la alcaldesa --que relevó en el cargo a su marido inhabilitado-- ha sido imputada por supuestamente participar en la manipulación de una hoja de control de trabajos comunitarios a un vecino que no los cumplía.

También enGalicia, el exalcalde de la localidad coruñesa deSanta Comba fue inhabilitado para cargo público por conceder hasta 43 licencias de 'tablaos' flamencos en el municipio para prolongar la hora de cierre de los locales de hostelería. También está el caso del municipio cántabro deLas Rozas de Valdearroyo, en el que el alcalde nombró al inicio de la legislatura actual como concejal del Medio Ambiente aJuan Carlos Lantarón Pérez,condenado en febrero de 2006 a seis meses de cárcel y el pago de una multa tras declararse culpable de un delito de incendio forestal.

También hay casos más llamativos, como el del concejal deBurgos que dimitió tras gastar 207.000 euros en dos meses con el teléfono móvil del Ayuntamiento, o el del Ayuntamiento de Torrevieja, en el que algunos ediles utilizaron sus terminales para hacer llamadas a prostitutas o suscribirse a un canal porno.

Noticias relacionadas

En algunos casos, la corrupción afecta al seno de los partidos políticos, como es el caso de la ya extinguida formaciónUnió Mallorquina, desaparecida después de que sus dirigentes, con Maria Antonia Munar a la cabeza, estén relacionados con hasta nueve casos de corrupción.

En Catalunya está abierto aún el'caso Millet', que estudia la presunta financiación irregular deCDC a través delPalau de la Música y del enriquecimiento de la cúpula de esta centenaria institución cultural barcelonesa. Además del expresidente de la entidad,Fèlix Millet, y el exdirector financieroJordi Montull, están imputados el extesorero de CDCDaniel Osácary el exsecretario de comunicación y actual director de comunicación del Ayuntamiento de Barcelona,Marc Puig.