Los frentes abiertos del nuevo Govern de Artur Mas

El 'president' tendrá que decidir si desafía el marco estatal para hacer la consulta soberanista

El tijeretazo social dependerá del déficit que permita Rajoy a Mas-Colell

Primera reunión del nuevo Govern de Artur Mas, el pasado 27 de diciembre.

Primera reunión del nuevo Govern de Artur Mas, el pasado 27 de diciembre. / FERRAN NADEU

1
Se lee en minutos
FIDEL MASREAL / Barcelona

Pocas veces unGovern de la Generalitat ha tenido tantos retos en tan poco tiempo. Crisis económica yparoindomables, ausencia dramática de recursos públicos, relación nefasta con elGobierno central...Y, pese a todo ello, voluntad de llevar aCatalunya, en solo dos años, a decidir en una consulta si quiere seguir formando parte deEspaña. Por si fuera poco, todo ello sin la mayoría absoluta que reclamó Artur Mas en las elecciones. Al contrario, el 'president' tendrá que ir cumpliendo los acuerdos conERC, que le fuerza a un cambio en la política fiscal y a un calendario muy concreto en latransición hacia el Estado propio.

Noticias relacionadas

Una agenda endiablada ante la que Mas se ha rodeado de sushombres de máxima confianza política y que afronta sin más instrumentos que una mayoría parlamentaria a favor del derecho a decidir y la voluntad de ampliar socialmente ese apoyo en los próximos meses.

>> Lea la información completa sobre losretos del nuevo Govern en e-Periódico.