NUEVA ETAPA EN CATALUNYA

CiU y ERC se dan más tiempo

Mas se muestra optimista sobre el pacto pero abre la puerta a retrasar la investidura

Junqueras evita poner plazos y Duran no descarta empezar a gobernar sin Esquerra

2
Se lee en minutos
FIDEL MASREAL / XABIER BARRENA / Barcelona

CDC, Unió y ERC han lanzado este sábado sendos mensajes de optimismo para llegar a un pacto de gobernabilidad que garantice estabilidad a Artur Mas y la celebración de la consulta de autodeterminación, aunque los tres partidos han reconocido que el proceso de negociación puede alargarse más de lo previsto. Tanto es así que, al día siguiente de reunirse con el líder de Esquerra, Oriol Junqueras, en el Palau de la Generalitat, el 'president' en funciones ha dejado la puerta abierta a posponer su investidura, programada para el viernes día 21, hasta que se alcance el acuerdo.

Mas, a puerta cerrada, y el secretario general de CDC, Oriol Pujol, en un discurso abierto a los medios ante el consejo nacional de CDC, han mostrado su confianza en que las negociaciones con ERC llegarán a buen puerto, a pesar de las diferencias entre ambas fuerzas sobre la fecha del referendo. Según fuentes del partido, el 'president' en funciones ha afirmado que esa es ya la única discrepancia con los republicanos, porque CDC considera que es más importante el proceso y la garantía de ganar el referendo cuando se convoque que la necesidad de fijar una fecha.

Por su parte, Pujol ha apelado a la calma con el lema de moda estos días, "Keep calm", y ha subrayado la necesidad de garantizar que el pacto con ERC permita un Govern "muy sólido". "Normalmente lo que empieza de forma difícil acaba bien", ha asegurado Pujol al final de su intervención. Este lunes tendrá lugar la sesión constitutiva del Parlament, a partir de la cual hay 10 días hábiles para investir al 'president'. Este margen permitiría a Mas alargar los plazos hasta el 4 de enero, posibilidad que no ha descartado en una conversación informal con los periodistas.

Horas antes, el presidente de ERC, Oriol Junqueras, había disipado cualquier atisbo de duda sobre la disposición de su partido a facilitar la investidura del líder de CiU y a forjar una alianza sólida: "Buscaremos un acuerdo tanto tiempo como haga falta". El dirigente republicano ha evitado toda referencia crítica a la federación y también a la auténtica bestia negra del soberanismo en que parece haberse convertido el líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida. Tampoco ha habido reproches a Mas. "No habrá consulta sin la fuerza mayoritaria (CiU) en el Parlament, y debemos convencer a la federación", ha señalado.

Noticias relacionadas

Tiempo y optimismo ha solicitado también el líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, aunque no se ha mostrado tan convencido de que el acuerdo pueda llegar antes de la investidura. Ante el consejo nacional de su partido, ha advertido de que CiU podría gobernar durante la legislatura sin acuerdo con ERC y gobernando "semana a semana" con pactos puntuales. También ha negado rotundamente ser el causante de la falta de acuerdo entre CiU y Esquerra y ha recalcaldo que tanto él como Mas están de acuerdo en que la fecha del referendo no se concrete en el texto de la futura alianza.

Terminadas las respectivas reuniones de los consejos nacionales, los equipos negociadores de CiU y ERC han retomado las negociaciones, tal como ha anunciado la secretaria general de los republicanos, Marta Rovira. "Necesitamos una semana más, o quince días, no lo sé exactamente", ha estimado.