Mas rompe el guion y pide apoyo para plantar cara a la "calumnia"

El candidato de CiU aumenta el desafío al Estado y exige lealtad a los partidos catalanes

Aspecto del recinto ferial El Sucre de Vic, durante el mitin de Mas.

Aspecto del recinto ferial El Sucre de Vic, durante el mitin de Mas. / ACN

3
Se lee en minutos
FIDEL MASREAL / Vic

YMasrompió la baraja. Lo que hasta ahora había sido una campaña a medio gas y con los cuarteles generales deCiUdudando sobre si pisar o no el acelerador patriótico, se resolvió este viernes con un golpe de efecto delcandidato, que personalizó más que nunca su apuesta soberanista.

Y lo hizo a raíz de la información publicada por el diario'El Mundo' sobre la presunta corrupción de las familias Mas y Pujol, a las que vinculaba al'caso Palau'. Mas llamó "malas personas" e "indignas" a los autores de esta información, y prometió que "plantará cara" siempre y cuando tenga al pueblo de Catalunya a su lado, al que pidió más que nunca el apoyo para hacer frente a unos ataques que anunció que irán en aumento.

Mitin multitudinario

En el mitin más multitudinario hasta ahora --ante unas dos mil personas-- en Vic, la capital de Osona, Mas hizo caso a los estrategas de CiU partidarios de un in crescendo en la fase final de campaña, para tratar de alcanzar la mayoría absoluta mediante un mayor tono patriótico con el que pescar en el espacio de votantes que dudan entre CiU yEsquerra Republicana.

No es de extrañar que este viernes Mas reprochara a los partidos catalanes, y en especial "a los que se llaman patriotas", que no estuvieran a su lado frente a la información de 'El Mundo' sobre la supuesta corrupción de la familia Mas y Pujol, procedente delPalau de la Música.

Silenciar a Catalunya

"Mas les importa un bledo y un rábano, lo que quieren es silenciar la voz del pueblo de Catalunya. Y cuando alguien se pone al lado del pueblo, entonces se trata de destruir a esa persona", clamó ellíder convergente, y el pabellón de Vic tronó. Todo el mitin se convirtió en una andanada, que recordó, salvando todas las distancias, el episodio Banca Catalana y ese clamor del 'president' Pujol en 1982: "Han hecho una jugada indigna".

Mas agotó los adjetivos y apeló, por vez primera en campaña, a las emociones. Y dijo que solo daría marcha atrás por dos motivos. Uno porque un familiar suyo requiera su atención, porque "de'presidents'hay y habrá muchos, pero de marido y padre, solo uno".

Plantar cara

La otra causa de rendición sería que el pueblo no acompañara a la firme intención delMas de "plantar cara a quien difame, amenace e introduzca campañas del miedo, a quien nos quiera destruir o silenciar".

La emotividad alcanzó niveles inéditos en Mas cuando recordó la figura de su padre, mencionado en la información de 'El Mundo'. Y acusó a los autores de la información de ser "malas personas" e "inmorales", por atacar a alguien "que no se puede defender". "Quien hace eso es mala gente".

Con el "pueblo al lado"

Y, apelando a su fe católica y emocionado, proclamó que "las personas que ya no están no están sujetas al tribunal de los hombres sino a otro tribunal, que no juzga por la calumnia o la difamación, sino por el amor". Nuevamente Mas amenazó con"plantar cara" siempre que tenga "al pueblo a mi lado".

"Pueden decir lo que quieran porque estoy emocionalmente e interiormente preparado para recibir lo que haga falta". El líder convergente pronosticó que estosataquesseguirán, y no solo eso, sino que lo harán "corregidos y aumentados".

Más presidentes

Y en este sentido, sostuvo que los autores de estas invectivas "nuevamente no han entendido nada", porque "aunque se llegara a pensar que me pueden llegar a apartar ydestruir, que no se equivoquen, después de Mas habrá muchos más 'presidents' y saldrán Espadalers, Vilas, Garcías, López o Fernández que se pondrán al frente aunque un día Mas no esté".

El objetivo final del Estado, según el'president', es negar la existencia misma del pueblo deCatalunya, de la nación catalana, porque de este modo, no tiene derecho a ser consultada.

Mayoría absoluta

La carga rotunda de Mas llegó el mismo día en que, por la mañana, el mismo líder convergente había admitido por primera vez públicamente que alcanzar la mayoría absolta es "prácticamente imposible", porque elParlamenttiene una composición plural de grupos que hace difícil tal objetivo.

Noticias relacionadas

Pero el objetivo existe y parece que --ironías de la política-- un medio de comunicación hostil --'El Mundo'-- va a convertirse en la palanca para que CiU y Mas decidan apretar el acelerador en lo queresta de campaña.

La duda es si el votante más moderado puede ser reticente a lo que este viernes ha quedado definido ya como uncombatesin tregua en el que CiU quiere que se tome partido.