Ir a contenido

Un día entero con Justo Molinero

En pleno debate identitario, el locutor ha arropado al 'president' Artur Mas en la cruzada soberanista

OLGA MERINO / Barcelona

Todavía está oscuro, y frente a la puerta del chalet, en Premià de Dalt, la humedad del Maresme se cuela por las bocamangas de la cazadora. Son las seis menos cuarto de la mañana cuando Justo Molinero (Villanueva de Córdoba, 1949) acude a abrir en pijama, ya con las pilas puestas y el talante colaborador: "Venga, ¿qué hemos de hacer?".

El locutor, que fundó Radio Tele Taxi hace 30 años, aceptó la propuesta de que un fotógrafo y una redactora se convirtieran en su sombra durante 24 horas con la intención de reconstruir una especie de 'El Convidat', solo que en día laborable, a pie de andamio.

Mientras el compañero Cotrina acompaña al comunicador a la sesión de afeitado en el piso de arriba, la esposa de Molinero, Montse Rodríguez, vacía el lavaplatos y prepara el desayuno; las señoras no paran, siempre queda de por medio alguna tarea doméstica.

En pleno debate identitario, Justo Molinero ha arropado al 'president' Artur Mas en la cruzada soberanista. ¿La voz de la inmigración andaluza se ha vuelto independentista? No, no es del todo así. Acompañamos al locutor de Radio Tele Taxi en una jornada laboral para entender su porqué.

>> Lea la información completa sobre Justo Molinero en e-Periódico.