30 sep 2020

Ir a contenido

LAS RELACIONES ENTRE EL GOVERN Y EL ESTADO

Mas acusa a Rajoy de dar "excusas de mal pagador"

El 'president' niega haber ido a negociar el pacto fiscal con Rajoy en términos de "lo tomas o lo dejas"

"No quiero negociar porque yo creo que Catalunya no está tan maltratada como decís", asegura que le dijo el presidente del Gobierno

El presidente de la Generalitat, Artur Mas. ALBERT BERTRAN

El presidente de la Generalitat, Artur Mas. ALBERT BERTRAN

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha negado haber planteado al Ejecutivo de Mariano Rajoy la negociación del pacto fiscal en términos de "o lo tomas o lo dejas", como este dijo ayer. En una entrevista en Radio Tele Taxi, el 'president' ha asegurado este miércoles por la mañana que Rajoy le respondió que "no había nada que hablar ni negociar porque él no creía" en la propuesta del Govern: "Me dijo 'vosotros volved el año que viene y dentro del marco de las autonomías, ya hablaremos'". "Esa es la única puerta que abrió", ha afirmado.

El jefe del Govern ha declarado que el argumento de Rajoy son "excusas de mal pagador" y que solamente le ofreció hablar de la financiación de Catalunya el próximo año ciñéndose al "café para todos". Mas niega haber ido a Madrid con "amenazas" y asegura haber descrito, simplemente, "la realidad de lo pasa en Catalunya". "Rajoy dijo 'no quiero negociar porque yo creo que Catalunya no está tan maltratada como decís'", sostiene. Según el presidente catalán, "si no hay punto de acuerdo, lo mejor es intentar la emancipación". "No nos vamos a dar la espalda si estamos juntos en Europa", aclara, "pero tenemos que hacer una vida más emancipada; a ver si así nos respetamos mejor".

Según ha explicado, ante la actitud del presidente del Gobierno, Mas no tuvo más remedio que advertirle de que si no le escuchaba, "no se extrañara" de que la situación fuera "evolucionando" hacia aquello que en Madrid, en referencia a la reivindicación de la independencia, "da tanto miedo".  

Diálogo para avanzar

El líder de la federación nacionalista asegura que mantiene una "actitud de diálogo" aunque el Gobierno central cree, ha dicho, que en ese diálogo "lo que ellos dicen es lo que vale". "Diálogo sí, pero para avanzar no para seguir como siempre". Mas no confía en que el Estado mueva ficha ante las reivindicaciones de Catalunya por mucho que dialoguen: "No se tocará nada y Catalunya seguirá aportando recursos" que, apunta, no revertirán en ella.

En los pasillos del Congreso, el diputado de CiU Pere Macias ha negado también el chantaje de Rajoy y ha dicho que "la cercanía de las elecciones" le hacen ver las cosas a Rajoy "de otra manera". Para Josu Erkoreka (PNV), Mas se ha limitado a cumplir con un "mandato parlamentario", informa Pilar Santos.

Alfonso Alonso, portavoz del PP, ha dicho que el jefe del Ejecutivo catalán no quería el pacto fiscal sino "disolver" el Parlamento para poder convocar elecciones y eludir su responsabilidad. "Lo que tiene que hacer es dar explicaciones de por qué se niega a un diálogo normal y democrático con el Gobierno de España", ha asegurado.

"Meter miedo en el cuerpo"

En la entrevista en Radio Tele Taxi, el 'president' también se ha referido a los empresarios que amenazan con irse de Catalunya si esta se independiza, a los que ha criticado porque "lo único que hacen es meter el miedo en el cuerpo a la gente". "¿Alguien dice que Catalunya y España van a dejar de estar en el Unión Europea (UE) y en el euro?", se ha preguntado, para apelar después a "utilizar la razón, no el estómago".

En relación a los comicios autonómicos del próximo 25 de noviembre, el 'president' y candidato de CiU a la reelección ha señalado que "nos jugamos las elecciones más importantes de estos últimos 30 años". Mas ha subrayado que Catalunya "hace un gran esfuerzo productivo" y, en cambio, el dinero "se va y no vuelve". "Y encima nos llaman insolidarios", ha añadido.

El jefe del Govern ha emplazado a los electores catalanes a emitir un voto "lo más reflexivo posible" porque tienen que entender que son "corresponsables de que un político esté arriba o no".

Puertas cerradas en Madrid

Esto, sumado a los "ataques a la lengua y al autogobierno" y otros factores, hace que "el camino de ayudar al Gobierno" ya no funcione. Por lo tanto, estamos, afirma, ante "una nueva etapa". "Es evidente que en Madrid tenemos las puertas cerradas", ha dicho tras indicar que los catalanes deben "quitarse complejos de encima" y "entender que el futuro" será el que el país vaya construyendo para no estar "pendientes de Madrid".El 'president' confía en que, si Catalunya logra la independencia, podrá hablar "de tú a tú" con Madrid las cosas podrían ser distintas.