ICV pide fondos para pagar la multa a una revista condenada por denunciar presuntos abusos vinculados a CiU

El gratuito de Girona 'Cafè amb llet' colgó en Youtube un vídeo en el que abordaba casos de opacidad en la sanidad pública catalana

La revista ’Cafè amb llet’, condenada por denunciar abusos a CiU

1
Se lee en minutos

El líder de ICV-EUiA, Joan Herrera, se ha solidarizado con larevista gratuita de Girona 'Cafè amb llet' y ha instado a sus seguidores, a través desu cuenta en Twitter, a ayudar a la publicación a pagar los10.000 euros de multa que les ha impuesto un tribunal por unvídeo que colgaron en Youtube en el que denunciaban presuntosabusos en la sanidad pública catalana vinculados a altos cargos de CiU y a empresarios afines a la federación. El tribunal ha dado la razón aJosep Maria Via, presidente del consejo rector delParc de Salut de Barcelona, que les denunció por vulnerar suderecho al honor.

"Ajudem a @_cafeambllet. Difusió i a sumar 10.000 euros entre tots i totes. Ánims!", pide Herrera en un tuit. "Tot el suport a @_cafeambllet. Destapar lacorrupciói ferperiodisme, de qualitat, digne, costa 10.000euros", añade en otro tuit.

A raíz de losrecortes en los servicios y las rebajas salariales en loshospitales de Blanes (La Selva) y Calella (Maresme), la revista 'Cafè amb llet' empezó en el 2010 una investigación sobre lagestión de la sanidad pública en estas dos comarcas catalanas. Todas sus pesquisas las explicaron en el vídeo de la polémica. Ahí denunciaban "varios casos de opacidad en la sanidad pública catalana que implicaban a altos cargos de CiU y poderosos empresarios afines al partido".

El destino de 1,5 millones de euros

Noticias relacionadas

Entre otras cosas, explicaban que los hospitales de Blanes y Calellan escondían "el destino de1,5 millones de euros públicos gastados en "informes". También que el empresario y consejero del Consorci de Salut i Social de Catalunya (CSC),Ramon Bagó, "había recibidocontratos millonarios para sus empresas privadas directamente del ente público que él mismo dirigía" y se preguntaban por el destino de 424.00o euros gastados en cinco años bajo el concepto "gastos de protocolo y representación".

A las pocas semanas de colgar el vídeo, Josep Maria Via denunció a la revista por haber dañado su honor al vincularle con la palabra "robo". Los responsables de la revista consideran que lasentencia es "un duro golpe" para la publicación, que solo tiene dos trabajadores y que vive exclusivamente de la publicidad que ponen las empresas de la zona.