30 sep 2020

Ir a contenido

EL FUTURO DEL AUTOGOBIERNO

Gallardón asegura que la comunidad internacional ninguneará a una Catalunya independiente

El ministro insiste en que nadie en el mundo respetará "los caminos de países fuera de la ley"

"Un país sin seguridad jurídica no resulta atractivo para las inversiones", advierte en Barcelona

AGENCIAS / Barcelona

El ministro de Justicia, Alberto-Ruíz Gallardón, ha advertido este sábado en Barcelona de que "cualquier modificación de la realidad de un país" que siga un camino distinto al de la ley, "no sólo no será respetada, sino que no será ni siquiera considerada por la comunidad internacional".

"Lo que nadie entendería nunca es que se puedan aplicar procedimientos al margen de la propia ley. No hago valoraciones comparativas políticas, pero sí digo que el procedimiento --la consulta de independencia-- de Escocia es uno ajustado a la legislación británica", ha afirmado Gallardón, preguntado por los periodistas respecto al debate sobre el referendo escocés y el de la hipotética secesión de Catalunya.

El caso de Escocia

"Si se invocan precedentes extranjeros, en todos esos precedentes lo que se ha hecho es aplicar la ley. Esa es la razón por la que el referendo de Escocia no ha sido autorizado por el Parlamento escocés, sino por el Parlamento británico, que es el que ha permitido realizar una actividad de esta naturaleza", ha añadido el ministro, que hoy ha clausurado el Congreso Internacional de Arbitraje del Colegio de Abogados de Barcelona.

Gallardón también ha subrayado que "un país sin seguridad jurídica" no será atractivo para las inversiones: "no hay nadie en estos momentos que se plantee localizar sus inversiones donde no se respeten las leyes. Es fundamental respetar las leyes, sobre todo las que nos hemos dado democráticamente. Leyes que tienen sus propios mecanismos de revisión en el supuesto de que alguien quisiera revisarlas", ha dicho.

El ministro, que ha subrayado que hacía estas declaraciones como responsable de Justicia y no en clave política, ha señalado también que "aquellos que no respetan la ley, no generarán respeto hacia sí mismos".

Antes de atender a los medios, Gallardón ha pronunciado un discurso de marcado contenido jurídico sobre el congreso que clausuraba, en el que también ha hecho una referencia a Catalunya.

Lejos de la confrontación

"Catalunya siempre ha tenido una vocación de encuentro, de diálogo, de resolución de conflictos, donde la mediación ha tenido una presencia muy superior que en el resto de España. Eso se debe al 'seny' que caracteriza a los catalanes, y que tanto les aleja de la confrontación, de la ruptura, y de cualquier mecanismo que no suponga la búsqueda consensuada de la solución a cualquier conflicto que se pueda producir", ha señalado.
Preguntado por la nueva tasa de justicia, Gallardón ha defendido que se aplicará por "solidaridad", para garantizar el acceso a la justicia de "todos los españoles que no tengan recursos económicos".

"Y en una época de crisis, con más razón todavía. Podrá haber recortes en muchas cosas, pero no habrá recortes en este país nunca, mientras yo sea ministro, en la justicia gratuita", ha subrayado el ministro.