EL FUTURO DEL AUTOGOBIERNO

Las frases lapidarias de Aznar sobre el nacionalismo

El expresidente del Gobierno Jose María Aznar, en una comparecencia en México.

El expresidente del Gobierno Jose María Aznar, en una comparecencia en México. / Sáshenka Gutiérrez (EFE)

Se lee en minutos

José María Aznar suele levantar ampollas, sobre todo en Catalunya, cuando realiza manifestaciones públicas en las que se refiere al nacionalismo, al independentismo, la lengua y el Estatut. La evolución de las declaraciones de Aznar resultan evidentes: pasó de afirmar que hablaba catalán en la intimidad a manifestarse con gran dureza sobre los independentismos y a celebrar la sentencia del Constitucional sobre  l'Estatut. Estas sonalgunas de sus frases:

"Lalengua catalana es una de las expresiones más completas, más perfectas, que yo conozco desde el punto de vista de lo que puede ser el lenguaje, y desde luego quiero decir que no solamente lo leo desde hace muchos años, la entiendo, y además,cuando estoy en círculos reducidos, no muy amplios, la hablo también", afirmó Aznar cuandoaún era candidato del PP a presidente del Gobierno, en una entrevista en TV3 emitida el 21 de marzo de 1996.

"Losguetos culturales e identitarios", no tenían cabida en elproyecto que Aznar tenía de España, afirmó el presidente el 20 de enero del 2003 en la clausura de una convención del PP. El 'president' Pujol calificó de "inadmisibles" las declaraciones. "Eso no lo puede decir un presidente de Gobierno", afirmó Jordi Pujol, que no tenía ninguna duda de queel líder del PP se refería a Euskadi y Catalunya al hablar de guetos.

"Los catalanes, que han dado tantos ejemplos de buen sentido y orientación a España, tienen que saber que no van a estar a gusto mientras al frente de su Gobierno hayapersonas que quieren pactar con una organización terrorista, haya empresas que se marchan de Catalunya y haya dirigentes que todavía se permiten el lujo de proferir los peores gritos amenazantes,incitando a los peores momentos de nuestras confrontaciones y de nuestra guerra civil", aludió el presidente Aznar, el 28 de enero del 2004, al "No pasarán. Visca Catalunya lliure" formulado la víspera por Carod. "Esta Catalunya, la del 'no pasarán', no tiene futuro", sentenció.

"[Maragall parece] estar dispuesto avolver a los tiempos de la guerra civil" si los españoles "no le dan la razón", afirmó el presidente Aznar en febrero del 2004 al referirse a una reflexión del entonces 'president' sobre la necesidad de que España asuma su pluralidad. "Si se consigue, es maravilloso; si no, hemos fracasado como país y volvemos atrás, al 36, a principios del siglo XX, cuando se quiso y no se pudo", añadió.

"Si los servicios secretos hubieran podidodetener a jefes de la organización terrorista [ETA] durante su reunión con Carod, naturalmente lo habrían hecho", dijo el presidente al diario alemán 'Frankfurter Allgemeine', también en febrero del 2004. Y remachó: "Algo así solo lo dice unimbécil", en respuesta a la oposición, que preguntó por qué el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) no capturó a los dirigentes etarras que se reunieron con Josep Lluís Carod-Rovira en Francia. Aznar también subrayó que, de haber podido practicar las detenciones,en la misma redada hubiera caído el entonces líder de ERC.

"O hay un Gobierno del PP, o hay unacoalición de pancarteros, de Zapatero, de comunistas e independentistas que todas las mañanas desayunangalletas de rencor o de odio", declaró elaún presidente del Gobierno, el 6 de marzo del 2004, en un mitin electoral del PP en el polideportivo Las Gaunas de Logroño. Poco después, el 11 de marzo tuvo lugar el atentado islamista de Madrid en cuatro trenes de la red de Cercanías. Al cabo de tres días, el 14 de marzo del 2004, las urnas cambiaron la mayoría absoluta del PP por un gobierno del PSOE con José Luis Rodríguez Zapatero al frente.

Si"los Ibarretxes" y Carod-Roviras tienen derecho a decir que quieren la secesión o la independencia, el PP tiene derecho a decir que «con la unidad y la cohesión de España no juega nadie», declaró Aznar defendiendo la Constitución contra viento y marea el 8 de marzo del 2004, durante un mitin en el Palacio de Congresos de Sevilla, también con motivo de las elecciones generales. El aún presidente lamentó que el PSOE no hubiese roto sus acuerdos con ERC después de las conversaciones entre su entonces líder,Josep Lluís Carod-Rovira, y ladirección de ETA.

Noticias relacionadas

"[las reformas estatutarias de Zapatero suponen] un proceso dedesarticulación del Estado y un claro debilitamiento de la identidad nacional Española", declaró el 30 de julio del 2007 al diario argentino 'La Nación'. "La realidad nacional del país y el aparato del Estado se diluyen progresivamente" por "los pactos con losnacionalismos más radicales y lasdemostraciones terroristas de ETA", añadió Aznar.

“[lasentencia del Constitucional] avala que la nación española existe, que la Constitución está en vigor y que todos la tenemos que cumplir. Eso ha quedado zanjado. El Constitucional ha sentenciado queen España hay una única nación, la nación española, y un único sujeto de soberanía, el conjunto de todos los españoles.Debemos felicitar al PP por el ejercicio de responsabilidad de haber alertado sobre la inconstitucionalidad que seguía teniendo un texto solo muy ligeramente corregido en el Congreso de los Diputados. Esto no quiere decir que no se deban analizar todas las consecuencias. Lamentable historia de la sentencia en sí misma y de la agitación política resultante (...)Zapatero ha engañado a todos, a los ciudadanos de Catalunya y al resto de españoles, y ahora está escondido al ver las consecuencias de la frivolidad de sus acciones”, Aznar habló en unas conferencias organizadas por su fundación, la FAES, sobre la sentencia del Constitucional sobre l'Estatut el 12 de julio del 2010, dos días después de la histórica manifestación del día 10 en Barcelona.