Ir a contenido

RÁPIDO RELEVO AL FRENTE DE LA COMUNIDAD

Rajoy decide no dar batalla y González presidirá Madrid

El sucesor de Aguirre encontrará más obstáculos para presidir el PP regional

PILAR SANTOS
MADRID

la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, habló ayer del futuro presidente madrileño, Ignacio González, con un tono que será casi imposible verlo en Mariano Rajoy. La número dos de los populares dijo que González tiene los «méritos» y la «capacidad» para suceder a Esperanza Aguirre, y que cuenta con el «respaldo absoluto y completo» de la dirección nacional del partido.

Cospedal confirmó de esta manera a González, vicepresidente del Ejecutivo y amigo personal de la presidenta dimisionaria, como candidato al cargo, a pesar del conocido distanciamiento entre el nuevo dirigente autonómico y su jefe de filas en el PP, Mariano Rajoy. El presidente del Gobierno ya le vetó para la presidencia de Caja Madrid, y no olvida que, como escudero de la lideresa, hizo campaña en su contra en el congreso del 2008, en el que Aguirre, finalmente, no dio el paso al frente para competir por el máximo cargo.

OTRAS PRIORIDADES / Rajoy se ha encargado de mostrar ese desagrado al permitir que, durante 48 horas, la dirección nacional del partido no le confirmara en el cargo en público. Aguirre se despidió el lunes señalándole como su delfín, pero el máximo dirigente del PP ha dejado patente que lo será a su pesar. La grave situación de España y las actuales prioridades de Rajoy le han empujado a obviar esta batalla y aceptar al actual vicepresidente como sucesor. Otra cosa será dejar en sus manos también la dirección del PP de Madrid -una cartera que Aguirre mantiene- y el cartel para las próximas elecciones autonómicas del 2015.

Rajoy y sus colaboradores tienen un amplio margen para potenciar a otros dirigentes, algo muy complicado en estos momentos, puesto que tanto el grupo popular en la Asamblea de Madrid como la dirección regional del partido están plagados de fieles a González y Aguirre.

El político madrileño, sombra de la lideresa durante 20 años, agradeció el apoyo del PP y aseguró que la conversación por teléfono que mantuvo el martes con Rajoy fue «agradable y entrañable». «Estoy ilusionado por asumir esta enorme responsabilidad en un momento muy complicado y para sustituir a alguien que es insustituible», añadió.

PRÓXIMA SEMANA / El presidente de la Cámara autonómica, José Ignacio Echeverría, propuso oficialmente ayer a González como presidente y confirmó que los próximos martes y miércoles tendrá lugar el debate de investidura. El acelerado relevo, buscado y deseado por los aguirristas, permitirá que esté en la reunión que Rajoy celebrará el día 2 con todos los presidentes autonómicos.

Todos los partidos de la oposición (PSOE, IU y UPD) anunciaron que se opondrán a su investidura. El líder socialista madrileño, Tomás Gómez, denunció que el delfín de Aguirre no aporta «el plus de transparencia» que se requiere a alguien que no se ha sometido a las urnas. González, en funciones, presidirá hoy su primera reunión del Consejo de Gobierno tras la dimisión de la lideresa. Después, tal como hacía en tanto que portavoz del Ejecutivo, dará una rueda de prensa para informar de los acuerdos adoptados.