Macià Alavedra destaca la buena relación que mantiene con la cúpula de CDC

El exconseller se niega a comentar el 'caso Pretoria': "No hablo porque no me da la gana"

El ’exconseller’ Macià Alavedra habla sobre su buena relación con la dirección de CDC y sobre su mutismo en torno al ’caso Pretoria’, en la UCE, en Prada. / ACN

2
Se lee en minutos

Macià Alavedra, 'exconseller' de la Generalitat en la etapa deJordi Pujol, ha afirmado este sábado que mantiene una relación "muy buena" con la cúpula de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) y que habla "a menudo" con los máximos dirigentes de esta formación.

"Tengo una relación muy buena, buenísima", ha aseguradoAlavedraa los periodistas durante su visita a la Universitat Catalana d'Estiu (UCE) que se celebra estos días enPrada de Conflent, en el sur de Francia.

Alavedra, que fue suspendido de la militancia tras ser imputado por el'caso Pretoria', se ha referido a CDC como "el partido de mis sentimientos" y ha asegurado que siempre se sentirá "muy cercano" a la formación nacionalista y a sus integrantes.

El exdirigente de la Generalitat ha participado en un acto en la UCE en el que, junto con el presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha recordado la figura de quién fue líder de la formación republicana y presidente del Parlament, Heribert Barrera, fallecido hace un año. Preguntado por los periodistas, Alavedra se ha negado a hacer comentarios sobre el 'caso Pretoria' en el que está implicado y que investiga la Audiencia Nacional. Alavedra ha mudado el rostro y el tono al ser preguntado sobre su situación: "De eso no hablo. No tengo nunca ningún comentario a hacer. No he hablado nunca". Preguntado por el motivo de su silencio, ha respondido con un tajante: "No hablo de eso porque no me da la gana".

El 'caso Pretoria'

Este caso de presunta corrupción en operaciones urbanísticas en Catalunya fue destapado en el año 2009 y comportó la detención del exdiputado socialistaLuis García, considerado el cerebro de la trama, los exaltos cargos de la Generalitat Macià Alavedra yLluis Prenafeta y el entonces alcalde socialista de Santa Coloma de Gramenet,Bartomeu Muñoz. Alavedra fue suspendido temporalmente de militancia por la dirección de CDC en octubre del 2009 cuando el juez de la Audiencia Naciona Baltasar Garzón decretó su ingresó en prisión.

Noticias relacionadas

En diciembre de ese mismo año, Alavedra abandonó la cárcel tras depositar una fianza de un millón de euros, que posteriormente fue rebajada. Desde entonces Alavedra se ha prodigado poco en actos, siendo el de este sábado en Prada de Conflent una de sus principales apariciones públicas.

Alavedra fue imputado por usar presuntamente su influencia como exalto cargo de Jordi Pujol para mediar en operaciones urbanísticas con el objetivo de cobrar comisiones de empresarios con los que tenía intereses comunes.