DIFERENCIAS EN EL GOVERN DE ciu

Puig discrepa de la vicepresidenta y apoya una Diada independentista

ERC reprocha a Ortega que trate de acotar el mensaje del Onze de Setembre

El ’conseller’ y la vicepresidenta, tras una reciente reunión del Govern.

El ’conseller’ y la vicepresidenta, tras una reciente reunión del Govern. / ALBERT BERTRAN

2
Se lee en minutos
FIDEL MASREAL
BARCELONA

Con toda naturalidad y el punto de descaro que le caracterizan, elconseller de Interior, Felip Puig, aprovechó una comparecencia sobre el riesgo de incendios forestales para desmarcarse abiertamente de la moderación nacionalista exhibida por vicepresidenta (y presidenta en funciones) del Govern, Joana Ortega, el pasado martes. Si Ortega llamó a centrar el mensaje político de la próxima Diada Nacional en el pacto fiscal, argumentando que el independentismo puede generar división, Puig contestó ayer así a la pregunta de si el Onze de Setembre ha de ser un clamor por la soberanía de Catalunya: «¡Claro que sí! ¿Qué se piensan? ¡Pero si solo hacer falta escuchar al [ministro de Hacienda, Cristóbal] Montoro, a [la secretaria general del PP, Maria Dolores de] Cospedal y a Rajoy para ver que son una fábrica de independentistas!».

Puig enmendó la tesis de Ortega y defendió que manifestarse por la independencia de Catalunya durante el Onze de Setembre no perjudicará la demanda del pacto fiscal porque ambos objetivos van en la línea de demostrar «la voluntad indestructible de ser» de los catalanes.

La discrepancia entre Puig y Ortega es otra muestra de cómo, pese al paréntesis estival y a la supuesta intención de unos y otros de evitar polémicas en público, la tensión de fondo entre Convergència y Unió respecto a la hoja de ruta soberanista crece a medida que se acercan meses decisivos respecto al pacto fiscal y a un eventual choque institucional entre la Generalitat y el Gobierno del PP.

Noticias relacionadas

También Esquerra Republicana mostró su disconformidad con las palabras de la vicepresidenta democristiana. El diputado de ERC en el Congreso, Alfred Bosch, dijo que Ortega «no debería meterse» en el lema de las manifestaciones. «Ni Jordi Pujol, que siempre estaba en todas partes, se metía en estas cosas», añadió Bosch en Catalunya Ràdio. También Solidaritat Catalana per la Independència acusó a la dirigente de Unió de hacer partidismo con la Diada.

LA «AMBIGÜEDAD» NACIONALISTA / En este contexto de precalenteamiento del Onze de Setembre, entre los partidos nacionalistas se celebró ayer el contenido de un extenso artículo publicado en el Financial Times, que bajo el titular de «Autonomy under fire» (Autonomías en el punto de mira) sostiene que el Gobierno del PP está aprovechando la crisis para eliminar el sistema autonómico, un modelo que «detesta ideológicamente». El artículo, firmado por David Gardner, describe el aumento del independentismo catalán, pero finaliza con una constatación que parece beber de las discrepancias entre Ortega y Puig: «El nacionalismo mayoritario en Catalunya da una de cal y una de arena» sobre el independentismo, y Rajoy está dispuesto a poner a prueba hasta el límite esta «pragmática ambigüedad».