POLÉMICO ACTO CONTRA LA CRISIS

El alcalde de Marinaleda lidera el saqueo de un súper

Griñán califica de «barbaridad» el asalto y Mercadona anuncia acciones legales

200 sindicalistas se llevan nueve carros de comida para repartirlos «entre el pueblo»

2
Se lee en minutos
JULIA CAMACHO
SEVILLA

El diputado de IU en el Parlamento andaluz y alcalde de Marinaleda, Juan Manuel Sánchez Gordillo, lideró ayer el saqueo de un establecimiento de la cadena Mercadona en Écija (Sevilla). Al grito de «hemos expropiado a los expropiadores» y «esta crisis que la paguen los capitalistas», una treintena de sindicalistas y simpatizantes de Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) asaltaron el supermercado y se llevaron por la fuerza y sin pagar nueve carritos llenos de productos de primera necesidad, unos 1.000 kilos de comida. El sindicato protagonizó otro asalto en un centro de Carrefour en Arcos de la Frontera (Cádiz), aunque en este caso finalmente pactaron con el supermercado una solución.

El sindicato, que en diciembre del 2011 eligió a Sánchez Gordillo como miembro de su comité nacional, ya había anunciado acciones sorpresa para este mes de agosto. Los testigos del asalto de Écija explicaron que estaba perfectamente planificado: hasta las inmediaciones del establecimiento se acercaron unas 200 personas, y mientras un grupo reducido entraba en el súper y cogía los carros de comida, el grueso de los asaltantes, con el alcalde de Marinaleda a la cabeza, permanecían en el exterior para distraer la atención.

MOMENTOS DE TENSIÓN / No obstante, cuando los trabajadores de ambos supermercados se percataron de lo que ocurría, se vivieron momentos de tensión. En el caso de Écija, la Policía, avisada por los empleados

-que llegaron a cerrar las puertas para evitar la fuga de los asaltantes-, consiguió hacerse con uno de los carros. En Cádiz, los sindicalistas llenaron 20 carros con productos básicos, aunque fueron interceptados en las cajas por la Guardia Civil. Finalmente, intervinieron los representantes de Carrefour y acordaron donar 12 carros a los servicios sociales de tres municipios de la zona.

Los alimentos saqueados en Écija -pasta, huevos, aceite, azúcar, arroz, legumbres o leche- fueron destinados a diversas organizaciones, bancos de alimentos y comedores sociales para que los repartieran «entre el pueblo» y las familias necesitadas. «En este momento de crisis, donde están expropiando al pueblo, queremos expropiar a los expropiadores, esto es, terratenientes, bancos y grandes superficies, que están ganando dinero en plena crisis económica», explicó Sánchez Gordillo.

Noticias relacionadas

La participación del parlamentario de IU en el asalto provocó la reacción del presidente andaluz, José Antonio Griñán. Tras recordar que el alcalde de Marinaleda votó en contra de la entrada de IU en el Ejecutivo regional, Griñán tildó de «barbaridad» que este diputado «asalte supermercados».

Los responsables jurídicos de Mercadona, por su parte, anunciaron que van a denunciar la sustracción de los alimentos e incluso las agresiones leves que los sindicalistas infligieron a dos empleadas.