VIAJE SIMBÓLICO A LOS CAMPAMENTOS SAHARAUIS

Los cooperantes españoles aseguran que su viaje a Tinduf "no es ningún desafío al Gobierno"

Defienden lo que creen su "deber" y lamentan que el Ejecutivo se haya dejado "influir por un escenario que no es real"

Los activistas repatriados mantienen que el Frente Polisario garantiza la seguridad para evitar más secuestros

El presidente de la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-Sáhara), José Taboada, este martes, en el aeropuerto de Barajas. EFE / J. J. Guillén

El presidente de la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-Sáhara), José Taboada, este martes, en el aeropuerto de Barajas. EFE / J. J. Guillén

1
Se lee en minutos
MAYKA NAVARRO / Madrid

Una treintena decooperantesde diferentes asociaciones de toda España han partido este martes del aeropuerto de Barajas rumbo aArgeliacon la idea de permanecer cuatro días en los campamentos deTinduf y seguir apostando por laayuda humanitaria. Los consultados han asegurado que el viaje, de carácter simbólico, "no es ningúndesafíoal Gobierno", que desaconseja el viaje a la zonatras haber repatriado a los cooperantesrepatriado, El Ministerio de Exteriores tomó esa decisión al estimar que había riesgo de un secuestro inminentesecuestro.

Los activistas mantienen que, con este nuevo desplazamiento a la zona, solo pretenden "normalizar la cooperación entre España y elSahara" porque, sin esta, "los campamentos saharauis están condenados adesaparecer".

"Un escenario que no es real"

El presidente de la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-Sáhara), José Faboada Valdés, ha lamentado "que el Gobierno se haya dejadoinfluirpor un escenario que no es real" y ha asegurado que "elFrente Polisario ha tomado las medidas necesarias para que no se repitan los secuestros". Los consultados creen que "el Gobierno ha actuado de buena fe", pero aun así entienden que el "deber" de los cooperantes es "regresar al Sahara".

Noticias relacionadas

En cuanto a la posibilidad de que se produzca un nuevo secuestro y de que el Ejecutivo no pagara elrescate, no han querido hacer ningún comentario sobre ese extremo, aunque entienden que "el deber del Gobierno" es dar "cobertura" a los cooperantes.

Los activistas han emprendido ilusionados un viaje que definen como "especial" y han exhibido en el aeropuerto banderas del Sahara.