en el Consejo de Ministros

El Gobierno asegura que "no va a haber rescate para España ni el rescate es una opción"

La vicepresidenta reitera que los contactos internacionales mantenidos por el Ejecutivo van dirigidos a cumplir los acuerdos del último Consejo Europeo

1
Se lee en minutos
P. ALLENDESALAZAR / P. SANTOS / Madrid

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, ha reiterado, como vienen haciendo los miembros del Ejecutivo desde hace días, que España no se plantea solicitar ayuda a la Unión Europea. "No va a haber rescate ni el rescate es una opción", ha asegurado tras el Consejo de Ministros.

La número dos del Gobierno ha negado, así, una información de la agencia Reuters que sostiene que el ministro de Economía, Luis de Guindos, planteó a su homólogo alemán, Wolfgang Schäuble, el pasado martes en Berlín que España podría necesitar un rescate de unos 300.000 millones de euros si la prima de riesgo sigue disparada.

Saénz de Santamaría ha mantenido que todos los contactos internacionales que el Gobierno está teniendo en los últimos días van únicamente encaminados a la acelerar la puesta en marcha de los acuerdos de último Consejo Europeo, entre los que figura la unión bancaria que podría permitir que la ayuda a los bancos españoles fuera directa y no contaminase, de esta manera, las cuentas públicas.

LOS PROBLEMAS DE LA MONEDA COMÚN

La vicepresidenta ha asegurado también que la conversación que según el diario francés 'Le Monde'  van a mantener hoy el presidente francés, François Hollande, y la cancillera alemana, Angela Merkel, no estará dedicada a tratar el posible salvamento de España, sino que "forma parte de las conversaciones que todos" los líderes europeos están teniendo para tratar de resolver los problemas de la moneda común.

Noticias relacionadas

La vicepresidenta del Gobierno puntualizó, en una conversación con los periodistas tras la rueda de prensa, que el Gobierno tampoco se plantea pedir al fondo de rescate europeo que compre deuda soberana, una opción que esta misma semana había planteado Joaquín Almunia, vicepresidente de la CE y responsable de Competencia.

Saénz de Santamaría ha añadido que el BCE es una institución "independiente", y que por tanto el Gobierno no le puede instar a comprar deuda para reducir la prima de riesgo. Asimismo, ha asegurado que los malos datos de paro van a llevar al Ejecutivo a "intensificar" y "acelerar" las reformas y los recortes, como único camino para "superar la crisis y, por tanto, crear empleo":