25 oct 2020

Ir a contenido

EL NUEVO AJUSTE DURO DE RAJOY

Los productos que se encarecen por la subida del IVA

Crecen los precios del agua, la construcción, los restaurantes y hoteles, y los espectáculos

Los alimentos básicos, los medicamentos y la vivienda protegida se salvan del incremento

EL PERIÓDICO / Barcelona

Mariano Rajoy ha anunciado este miércoles en el Congreso de los Diputados que el tipo general del impuesto sobre el valor añadido (IVA) pasará a ser del 18% al 21% y el tipo reducido saltará del 8% al 10%. El único tipo que se mantendrá como hasta ahora es el tipo superreducido, que continuará en el 4%.

El tipo general del IVA grava todos los productos que no están incluidos en las categorías reducida y superreducida. Estos son los principales productos que están incluidos en estas dos últimas categorías.

Principales bienes y servicios con IVA reducido (antes 8% y ahora 10%):

El agua, la mayoría de los alimentos, los productos sanitarios (se excluyen la cósmetica y la higiene personal, salvo tampones y compresas), la construcción de viviendas, los productos de hostelería y restauración, peluquería y flores y plantas ornamentales, el transporte de viajeros y equipajes por tierra, mar y aire, la recogida de basuras, los servicios funerarios, las entradas de espectáculos culturales, los espectáculos deportivos para aficionados no profesionales.

Principales bienes y servicios con IVA superreducido (se mantiene en el 4%): 

Los alimentos básicos: pan (excepto el integral y otros panes especiales, que son con IVA reducido), harina, leche, queso, huevos, fruta, verdura, hortalizas, legumbres, tubérculos y cereales; los libros, los diarios y las revistas; el material escolar; los medicamentos; los vehículos para personas con movilidad reducida, y las viviendas de protección oficial de régimen especial.

La Agencia Tributaria recaudó más de 49.000 millones gracias al IVA, que es el impuesto indirecto más importante. En los primeros cuatro meses de este año, la recaudación ha caído un 8%, como consecuencia del descenso del consumo derivado de la crisis económica y también, según Hacienda, del aumento del fraude fiscal.