11 ago 2020

Ir a contenido

CLAUSURA DEL CAMPUS FAES

Rajoy prepara la pista para los ajustes de julio: "No queda más remedio"

El presidente pide a las comunidades un "mayor esfuerzo" y a la UE que materialice ya la ayuda directa a la banca

JUAN RUIZ SIERRA / Madrid

El Campus Faes, el laboratorio ideológico del PP, ha servido este sábado para que Mariano Rajoy preparara el campo de aterrizaje de los inminentes recortes. El presidente del Gobierno no ha explicado en qué consistirán todo el mundo da por hecho que se subirá el IVA y se bajará la prestación por desempleo, entre otras medidas, pero ha dado sobradas muestras de su voluntad inequívoca de continuar por la senda del ajuste. “No queda más remedio”, ha dicho. Junto a este mensaje, los otros dos han ido dirigidos a las autonomías y a la UE: las primeras tienen que hacer un “mayor esfuerzo” para reducir su gasto; la segunda debe cumplir y materializar los acuerdos a los que llegaron los Estados miembros en el último Consejo Europeo. Es decir, debe aplicar ya la ayuda directa a la banca española.

“Vamos a tomar importantes decisiones a lo largo del año en curso. Vamos a seguir en esa dirección. En las próximas fechas tomaremos decisiones para reducir el déficit público. Tenemos que volver a tomarlas. También habrá reformas estructurales. Algunas en julio y otras después, como la reforma educativa”, ha dicho primero el jefe del Ejecutivo. “Los españoles nos han puesto aquí aunque tengamos que tomar decisiones que no le gustan a nadie. Pero somos conscientes de nuestra responsabilidad como gobernantes. Este Gobierno no va a desmayar nunca. Todo el mundo sabe que hay que tomar medidas, pero todo el mundo quiere que no le afecten. Eso es lógico. Pero estamos absolutamente convencidos de que el rumbo marcado es el correcto”, ha añadido justo después. La única decisión que ha anticipado es que la ya anunciada reforma de la Administración local, en la que se fomentará la fusión de municipios, se aprobará en el Consejo de Ministros del próximo viernes. Pero ha habido una novedad. Rajoy, por fin, ha utilizado la palabra que todos salvo los suyos utilizan para referirse a sus medidas de reducción del déficit. Aun así, lo ha hecho de manera indirecta: "Tomaremos decisiones de eso que llaman recortes porque hay que hacerlo".

"DECISIONES RÁPIDAS”

Y en el mismo día en el que la Comisión Europea le ha urgido a hacer más recortes para lograr más plazo de reducción del déficit, Rajoy ha pedido a Bruselas que materialice ya la ayuda directa a la banca lograda en el anterior Consejo Europeo. “Hemos alcanzado acuerdos importantes, pero el verdadero éxito lo determinará si esos acuerdos cuajan en decisiones rápidas. Europa debe cumplir con la mayor celeridad posible con los acuerdos a los que han llegado sus jefes de Estado y de Gobierno. Europa tiene que estar a la altura de las circunstancias”, ha pedido el presidente.

Y por último, las autonomías: “Las comunidades tienen que hacer un mayor esfuerzo de reducción de su gasto público”. Aquí tampoco ha habido concreciones, pero hace unos días la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, habló de eliminar empresas públicas de titularidad autonómica y avisó de que Hacienda puede “enviar una delegación” a estas administraciones si hay desfases presupuestarios. El jueves, durante el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), se abordarán estos "esfuerzos".

La próxima será una semana decisiva para Rajoy. Otra más. Comenzará el lunes, con el Eurogrupo, que en principio debería concretar el rescate bancario. El martes, habrá Ecofin, donde previsiblemente se presionará a España para que apruebe más ajustes. El miércoles, el presidente comparecerá en el Congreso para informar, de forma monográfica, del último Consejo Europeo. El jueves, CPFF. Y el vierenes, por último, un Consejo de Ministros que se aventura abundante en, como ha dicho este sábado Rajoy, "eso que llaman recortes".