Ir a contenido

RONDA DE INTERROGATORIOS POR EL 'CASO NÓOS' EN BARCELONA

Boixareu declara que Urdangarin le pagó por crear una fundación

Dice que actuó «sin ánimo de lucro» y que el duque insistió en darle 30.000 euros

El empresario niega ser el intermediario entre el yerno del Rey y Diego Torres

JESÚS G. ALBALAT / BARCELONA
MARISA GOÑI / PALMA

El empresario catalán Joaquim Boixareu confirmó ayer ante el juez José Castro que Iñaki Urdangarin le dio 30.000 euros para crear la Fundación Cultura, Deporte e Integración Social (FCDIS), pero negó que actuara como su fiduciario. Según expuso, emitió dos facturas que no obedecían a servicio alguno, ya que él ayudó al duque de Palma «sin ánimo de lucro». Boixareu realizó esta declaración durante la ronda de interrogatorios que está llevando a cabo el juez instructor de Palma en Barcelona a testigos del caso Nóos.

La ayuda del empresario catalán consistió en «facilitarle [a Urdangarin] nombres y contactos para eventos de patrocinio». Según Boixareu, que compareció en calidad de imputado, el duque de Palma insistió en pagarle 30.000 euros. Frente a las declaraciones de directivos de diversas empresas que han negado haberlo tenido como mediador con el Instituto Nóos, el industrial matizó que no realizó gestiones directas, solo sugirió nombres.

Boixareu también explicó que el yerno del Rey aparecía en el acta fundacional de la entidad -la tercera sin ánimo de lucro que montó con Diego Torres- y fue miembro del consejo asesor, y que él no tuvo ninguna vinculación más allá de su nacimiento. Esta fundación llegó a recaudar más de 400.000 euros y adquirió más tarde la mercantil De Goes Center, empleada para la evasión de capitales, según la investigación.

DESMENTIDO / Al término de la declaración, su abogado, Xavier Arraut, aseguró que Boixareu no está actuando como intermediario del yerno del Rey en las supuestas negociaciones con el entorno de Torres para pactar una posición conjunta ante la investigación judicial abierta por presunta malversación de caudales públicos. La cuestión también se planteó en el interrogatorio. A preguntas de Manos Limpias, que ejerce la acusación popular, el empresario sostuvo que ni es intermediario de Urdangarin, ni mantiene relaciones de proximidad con la familia real ni conoce al abogado de Torres, Manuel González Peeters.

En la amplia ronda de declaraciones de testigos, que se prolongará hasta el viernes, ayer también le tocó el turno al exdirector de Estrategia de la Generalitat con el tripartito, Manuel Ballcels. Tildó de «correcto y legal» el convenio suscrito entre el Govern y el Instituto Nóos por valor de 34.000 euros para un proyecto de cooperación internacional en materia de salud. Destacó, asimismo, el testimonio de María Ángeles Almazán, que ejerció un tiempo de secretaria personal del duque de Palma. Según expuso, Urdangarin no abandonó Nóos en marzo del 2006 siguiendo indicaciones de la Casa Real, como él mismo sostiene, sino que siguió en la fundación al menos hasta septiembre de ese año.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.